Los ciudadanos están priorizando las compras en las grandes cadenas de supermercados. Esto afecta a los locales situados dentro de los barrios.
En septiembre, el canal de autoservicios tuvo la mayor baja del año (15%) en cuanto a ventas.

A pesar de que la gran mayoría de los sectores comerciales fueron alcanzados por la recesión que golpea al país, el impacto mayor fue sufrido por los autoservicios chinos y los almacenes de barrio, según un sondeo privado: las ventas de productos que integran la canasta básica cayeron un 15%, la mayor baja del año

Esto quiere decir que los consumidores están priorizando las compras en las grandes cadenas de supermercados, ya que el derrumbe en la demanda en este canal contrasta con el desempeño de los supermercados en el último mes de acuerdo con un relevamiento de la consultora Scanntech en torno a alimentos, bebidas, artículos de tocador y de limpieza.

Leé también:  La producción industrial bajó más del 5% y la construcción se desplomó 8,5%

Los autoservicios chinos también fueron muy golpeados por la devaluación post elecciones PASO y agosto había cerrado con una baja del 12% en las ventas. Las mayores caída fueron en alimentos congelados (16,7%) y lácteos (-16%).

Pero por otro lado, en las grandes cadenas, también se sintió la recesión a pesar de la quita del IVA para 13 familias de productos de primerísima necesidad (aceites, pastas, leche). La actividad en las grandes cadenas se contrajo 2,6% interanual, según la consultora Nielsen.