Se trata de un joven de 18 años, quién perdió la vida luego de una disputa que se generó con otras dos personas. La familia dice que le querían robar su moto.
Tanía 18 años y estaba con amigos cuando fue interceptado por dos personas.
Tanía 18 años y estaba con amigos cuando fue interceptado por dos personas.

Un joven de 18 años fue asesinado de un balazo en la cabeza por otros dos con los que discutió en la localidad bonaerense de Adrogué, y los investigadores creen que problemas personales entre ellos aparentemente motivaron el crimen.

El hecho ocurrió el sábado último alrededor de las 23.30 cuando la víctima, identificada como Brandon Julián Zalazar, se encontraba en su moto junto a un amigo en el cruce de las calles Quinquela Martín y Constitución, en dicha localidad del partido de Almirante Brown.

Según informaron voceros policiales, en ese momento desde un auto descendieron dos jóvenes, quienes comenzaron a discutir con Zalazar y luego le realizaron varios disparos de arma de fuego, uno de los cuáles impactó en la cabeza de la víctima, y después escaparon del lugar en el vehículo.

Leé también:  Detuvieron a un menor en Mar del Plata acusado por un homicidio en Glew

El joven baleado fue trasladado de urgencia al hospital Lucio Meléndez de Adrogué pero murió antes de poder ser operado a raíz de la gravedad de la herida recibida.

Según la hipótesis que sostienen los pesquisas, el homicidio puede haber ocurrido por un problema personal previo entre Zalazar y los dos jóvenes y descartaron que se haya tratado de un robo, ya que a la víctima no le sustrajeron sus pertenencias.

Sin embargo, familiares y amigos del joven crearon un perfil de Facebook titulado “Justicia por juli, siempre presente”, desde el cual denunciaron que a Zalazar lo mataron porque quisieron robarle su moto y pidieron que se aportara datos acerca del paradero de los autores del hecho.

Leé también:  Héctor Amarilla irá a juicio oral y público

“El que lo conoce a Julián sabe que era una persona de muy buen corazón, no se metía con nadie. No se merecía este final, tenía una vida por vivir. Vivirás en el corazón de todos los que te queremos. Q.E.P.D. Julián Zalazar”, escribieron en una de las publicaciones.

En el lugar del crimen trabajaron efectivos de la comisaría 1ra. de Adrogué y de la Policía Científica, quienes realizaron los peritajes correspondientes.

En tanto, los asesinos del joven permanecían prófugos y eran intensamente buscados en la zona.

Interviene en la investigación del hecho el fiscal Nicolás Espejo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, quien caratuló la causa como “homicidio”.