Dos motochorros asaltaron a un hombre cuando dejaba a su hija en la puerta de una escuela de la localidad de Aldo Bonzi y, antes de huir, efectuaron al menos cinco disparos, uno de los cuales impactó en la mochila de la niña de 10 años, quien resultó ilesa.
No hubo que lamentar víctimas.
No hubo que lamentar víctimas.

"Dios la protegió, es un milagro, la bala iba directo a la espalda de la nena, perforó la cartuchera, la botella de agua y la carpeta", dijo esta mañana Pablo, el director del Colegio Parroquial Domingo Savio en declaraciones a la prensa.

El hecho, que fue dado a conocer hoy, sucedió ayer minutos antes de las 7.30 en la puerta del establecimiento educativo situado en Juan Campión 1850, de esa localidad del partido de La Matanza, frente a la vista de alumnos y docentes.

Según los voceros, dos motochorros asaltaron a un hombre que llegaba a la escuela con su hija a bordo de una moto y, bajo amenazas, le robaron el rodado.
Antes de huir y a pesar de la cantidad de niños que había en el lugar, los asaltantes efectuaron al menos cinco disparos, uno de los cuales impactó en la mochila de la hija del hombre asaltado, que le sirvió de escudo, ya que evitó que le diera en la espalda, explicaron los voceros.

Otro de los proyectiles, en tanto, dio en un árbol y los restantes tampoco alcanzaron a herir a nadie.

Las cámaras de seguridad instaladas en la zona registraron toda la secuencia, incluso cuando uno de los delincuentes aborda la moto robada y se va junto a su cómplice.

Leé también:  Balean a un verdulero que defendió a su esposa de un asalto en Ranelagh

Esta mañana, en la puerta del colegio, la madre de la niña, quien se identificó como Elizabeth, aseguró a la prensa que los delincuentes efectuaron gran cantidad de disparos y que incluso tiraron contra su marido, que alcanzó a agacharse.

De acuerdo al relato de la mujer, su hija y su esposo llegaron a la puerta del colegio y dos ladrones con cascos bajaron de la moto y le pidieron las llaves del rodado para robárselo.
"Uno de dijo 'bajate y dame las llaves' y èl le revoleó las llaves como para salir corriendo y ya le había dicho a Luna (la hija) corré, pero ella se quedó dura detrás de él", contó Elizabeth.

La madre de la niña agregó que, tras el episodio, padres y alumnos entraron al colegio y que fue allí que advirtieron que su hija tenía una bala en la mochila.

"Ella primero se dio cuenta que tenía el pantalón mojado porque una de las balas le pegó en la botellita de agua que llevaba en el costado. En el colegio, cuando le sacan la mochila se dan cuenta que había una bala y la empiezan a revisar. Fue un milagro porque atravesó tres capas de la mochila y quedó en la cartuchera", detalló.

La mujer dijo que su hija "está muy bien, perfecta, ya mas tranquila y contenida".
Tras descartar que no se trató de un ajuste de cuentas, la madre de la niña aseguró que "la inseguridad es terrible" y se mostró sorprendida por el nivel de violencia de los delincuentes: "Dispararon los dos", aseguró.

Leé también:  Un "motochorro" murió tras impactar contra un colectivo mientras huía de la Policía

Finalmente contó que en la comisaría de la zona le dijeron que los mismos motochorros habían cometido un robo en esa zona cerca de las 5.30 del mismo día, al parecer cuando le arrebataron el celular a una mujer.

"Se ve que estaban desde temprano robando", expresó.

Por su parte, otra mujer que lleva a sus hijas al colegio y fue testigo del hecho, aseguró que "los chicos temblaban y lloraban".

"Estamos todos inseguros, no podemos venir a la escuela a traer a nuestros chicos, Los delincuentes estaban con cascos y no les importó nada porque ya tenían la llave de la moto robada, aunque seguían disparando", añadió en declaraciones al canal Crónica TV.

La investigación se encuentra a cargo de la Jefatura Departamental de La Matanza y de la fiscalía 5 de ese distrito, cuyo titular es Juan Carlos Diomede, quien dispuso el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad del municipio y del colegio para intentar dar con los delincuentes.

El fiscal también tiene previsto tomar declaraciones testimoniales al padre de la nena y a otras diez personas, al tiempo que busca determinar si los asaltantes habían cometido otros delitos en la zona de Tapiales.

Los voceros dijeron que además va a solicitar a las autoridades policiales presencia policial en la zona de las escuelas en los horarios de entrada y salida de los estudiantes.