En la vivienda incautaron imágenes, videos, revistas y bombachas de menores de edad sin uso, pero por la pena que prevé el delito el hombre sigue en libertad.
el acusado no quedó detenido.
el acusado no quedó detenido.

Tras una investigación se allanó la casa de un hombre de 59 años acusado de divulgar imágenes y videos de pornografía infantil en Longchamps, pero por la pena que prevé el delito sigue en libertad.

La Policía que llegó a la casa del acusado logró incautar material pornográfico impreso en revistas, computadoras, pendrives, rollos de cámara fotográfica sin revelar y bombachas de menores de edad sin uso.

La investigación comenzó tras una denuncia de la ONG National Center for Missing and Exploited Children, la cual se dedicada a la detección de delitos vinculados a la pornografía infantil.

Leé también:  Golpeaba a su mujer, lo fueron a detener y se encontraron un arsenal

Según los registros de dicha ONG, desde una conexión de Internet ubicada en Longchamps se habían compartido 54 imágenes de explotación sexual infantil.

A partir de la prueba reunida, y con orden del juez de Garantías 8 de Lomas, Gabriel Vitale, efectivos de la Policía Federal allanaron la vivienda del imputado.

Los investigadores esperan ahora el peritaje de las computadoras y de los otros elementos secuestrados en la vivienda de Longchamps.

Por el monto de pena que prevé el delito que se le imputa –"divulgación y/o facilitación de representaciones de menores de 18 años dedicados a actividades sexuales"–el  hombre no fue detenido pero sí notificado de la causa que lo involucra. "Es un delito excarcelable", aclararon fuentes judiciales.

Leé también:  Juzgarán al esposo y al cuñado por el femicidio de Marcela Coronel

Esta situación podría modificarse si las pericias a los elementos secuestrados arrojan como resultado otros delitos que le imputen al hombre de 59 años que vive junto a su madre y trabaja en Lomas.

En el caso intervino la UFI N° 9 de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal María Delia Recalde, quien certificó la vivienda del imputado, un hombre de 59 años que vive con su madre y trabaja en Lomas de Zamora.