Lo hicieron a través de sus redes sociales, donde reclamaron la restitución inmediata de la institucionalidad "a través del voto popular y sin proscripciones".

Casi en simultáneo, el presidente electo, Alberto Fernández, y su vice, Cristina Kirchner, denunciaron que en Bolivia hubo un “golpe de Estado” y reclamaron que el país retome “cuanto antes” el sendero de la democracia “a través del voto popular y sin proscripciones”.

Ambos dirigentes utilizaron sus redes sociales para pronunciarse sobre la crítica situación que actualmente vive el país andino tras la renuncia forzada de Evo Morales. Lo hicieron en línea con las expresiones que hicieron públicas distintos representantes del Grupo de Puebla, entre ellos Andres Manuel López Obrador,  Luiz Inacio Lula da Silva, entre otros.

“En Bolivia, manifestaciones violentas sin ningún tipo de limitación por parte de las fuerzas policiales, incendian viviendas y secuestran personas mientras las Fuerzas Armadas le ‘sugieren’ al presidente indígena y popular Evo Morales que renuncie”, escribió Cristina a través de su cuenta de Twitter.

Leé también:  Evo Morales llegó a Argentina como refugiado

“En Chile, masivas movilizaciones durante semanas piden la renuncia del presidente neoliberal Sebastián Piñeira y las Fuerzas Armadas y policiales reprimen brutalmente. Lo de Bolivia se llama golpe de Estado”, completó.

Por último, pidió que los gobiernos rechacen el golpe. “Si queremos vivir en paz, es hora de que haya pronunciamientos y, sobre todo, acciones claras en defensa de la democracia, independientemente de cuál sea la orientación política de los gobiernos que surgen de la voluntad popular”, sostuvo.

Minutos más tarde, Alberto Fernández consideró que “en Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército”. “Es un golpe perpetrado contra el presidente Evo Morales, que había convocado a un nuevo proceso electoral”, sentenció.

Leé también:  Espaldarazo del FMI a Alberto: "Compartimos plenamente tus objetivos"

“El quiebre institucional en Bolivia es inaceptable. El pueblo boliviano debe escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo gobierno”, continuó. Y dijo que “el compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total”.

“Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia”, planteó en un reclamo al gobierno de Mauricio Macri, que se mostró reacio a condenar como un golpe la salida de Morales del poder.