El Presidente participó de la restitución de la placa en memoria de Alejandro Almeida, hijo de la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida.
Un nuevo gesto de cercanía del Presidente con los organismos de Derechos Humanos.

En el Instituto Geográfico Nacional, se realizó un acto para restituir la placa en memoria de Alejandro Almeida, hijo de la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida. Allí estuvo el presidente Alberto Fernández, quien remarcó que "la memoria no se puede robar ni destruir".

"Hoy vinimos junto a la querida Taty al lugar donde trabajaba su hijo, secuestrado en 1975, para poner la placa en su homenaje que había sido robada hace una semana", expresó Fernández tras el encuentro que contó con la presencia del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

Leé también:  Nación y Provincia coordinarán acciones para combatir el delito

Alejandro Almeida trabajó en el área de cartografía del IGN unos meses antes de ser secuestrado y desaparecido en junio de 1975. La placa que lo recuerda fue colocada el 22 de marzo de 2013, y la restitución se realizó luego de que la semana pasada fue dañada y arrancada por un empleado.

Se trata de un nuevo gesto de cercanía del Presidente con los organismos de Derechos Humanos, luego de haber recibido a los principales referentes del sector este lunes en la Casa Rosada.

Taty Almeida agradeció a los funcionarios porque "están acompañando a todas las Madres". Y en relación al acto vandálico expresó: "En ningún momento deseo que lo echen (a quien lo hizo), es su fuente de trabajo. Es de las tantas diferencias que tenemos con ellos, no tenemos odio. Le exijo a ese individuo que pida perdón a Alejandro y a los 30 mil".