El litro de la nafta y gasoil se incrementarán alrededor de 40 centavos a raíz de la implementación de una suba impositiva al sector por parte de la AFIP.

El aumento será del 1,3% en las estaciones de servicio de Buenos Aires.

Los precios de los combustibles volverán a aumentar este viernes en toda la Argentina a raíz de una decisión de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que aumentó 6,7% el Impuesto a los Combustibles, lo que representará un incremento de cerca de unos 40 centavos por litro las naftas y el gasoil, un 1,3%.

El nuevo ajuste en las pizarras de las estaciones de servicio deja en una posición incómoda al ministro de Energía, Juan José Aranguren, que a principios de mes había firmado un acuerdo con las principales petroleras del país para congelar los precios de los combustibles hasta principios de julio.

Leé también:  A partir de este lunes comienza a regir el nuevo sistema "puerta a puerta" para compras en el exterior

La reforma tributaria aprobada el año pasado incluía modificaciones en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles a partir del 1º de junio. El gravamen pasaba a ser una suma fija, en lugar de un porcentaje, y a actualizarse trimestral por la inflación, que en el último trimestre fue de 6,7%. Ahora, se espera que la AFIP reglamente esos cambios.

A partir de la hora cero, el litro de nafta súper superará los $28 en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Los empresarios del sector, mientras tanto, analizan cuándo avanzar con un futuro cronograma de aumentos que alcanzaría el 10% en una primera etapa para achicar la brecha que existe entre sus costos y los valores del mercado.

Leé también:  Desde hoy YPF aumentó el precio de sus combustibles