La radio es un medio de comunicación poderoso y con características particulares que la hacen única. La radio tiene su mística, su propia historia.

Mientras los avances tecnológicos no se detienen, la radio se mantiene inalterable y sigue gozando de muy buena salud. Además, le sacó el jugo a tecnología.

Sigue siendo, además, el medio de comunicación más usado en todo el mundo. Esta capacidad de llegar al mayor número de público posible la convierte en una herramienta indispensable para dar forma a la experiencia de la sociedad en la diversidad, y es el escenario perfecto para que todas las voces se expresen libremente.

La radio estimula el debate público y permite una participación igualitaria, independientemente del nivel educativo de los oyentes. Además, la radio desempeña un papel fundamental en la comunicación en situaciones de emergencia y en las operaciones de socorro en casos de desastre.

La radio la podés escuchar cómo gustes y dónde quieres. La radio suena en todas las casas, sin importar condiciones sociales y socio económicas. La radio es portátil desde múltiples dispositivos y casi todas las emisoras transmiten también por internet, superante la eterna traba del alcance, un límite que la radio pudo sortear.

Cuando la televisión cabía sólo en la mente de aquellos con mucha imaginación, la radio llevaba música, ficción, noticias, cultura y entretenimiento. Incluso ayudo a que muchos extranjeros. La pantalla chica no pudo con ella y hasta se nutrió con las estrellas del éter.

Cada uno de nosotros tenemos seguramente un programa favorito y también recordamos alguno de otros tiempos. Incluso hay quienes son seguidores de una determinada emisora, casi sin importar quien esté detrás del micrófono.

La radio tiene una importancia vital en todo el globo, al punto que el Consejo Ejecutivo de la Unesco recomendó a la Conferencia General que se proclamara el Día Mundial de la Radio, sobre la base un estudio de viabilidad realizado en 2011 por la Unesco en respuesta a una propuesta de España.

Se realizó un amplio proceso de consulta dirigido a las asociaciones de medios de radiodifusión; las emisoras públicas, estatales, privadas, comunitarias e internacionales; los organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas; las organizaciones no gubernamentales relacionadas con el tema y las universidades.

La Dirección General de la Unesco propuso la fecha del 13 de febrero, día en que se creó Radio Naciones Unidas, en 1946, para conmemorar el Día Mundial de la Radio.

El 14 de enero de 2013, la Asamblea General aprobó formalmente la proclamación de la Unesco del Día Mundial de la Radio, en su 67º período de sesiones de la Asamblea General con la resolución A/RES/67/124 (PDF).

Por eso, cada 13 de febrero es el Día Mundial de la Radio y vale la pena celebrarlo sintonizando el dial.