El área reanudó su servicio de atención para pacientes que atraviesan alguna enfermedad crónica avanzada o progresiva.
La Unidad ofrecerá atención también para los familiares de los pacientes.

El Hospital “Eduardo Wilde”, de Avellaneda, reanudó la atención en la Unidad de Cuidados Paliativos para pacientes que atraviesan alguna enfermedad crónica avanzada o progresiva.

El área especializada del centro de salud provincial estará conformada por un equipo interdisciplinario de profesionales médicos y no médicos, que atenderán por consulta espontánea, con turno, o sean derivados de otros hospitales.

Raúl Manenti, a cargo de la Unidad de Cuidados Paliativos, explicó que aquellas personas que “tienen que atravesar lamentablemente alguna enfermedad crónica que amenaza la vida, que no está bien tratado su dolor, que está sufriendo psicológica o espiritualmente”, ahora tienen “las puertas las puertas” para poder atenderse.

Leé también:  Metrodelegados denunciaron que vagones de la línea C tienen asbesto

Los profesionales que integran el equipo explicaron que el servicio no sólo es para el paciente sino también para sus familias, a quienes contienen y acompañan mientras transitan tan difícil momento.

Los servicios de cuidados paliativos posibilitan un adecuado tratamiento de los síntomas que provocan las enfermedades terminales, aliviando el dolor y mejorando la calidad de vida de los pacientes hasta sus últimos días.

“Los cuidados paliativos son un derecho; trabajamos para devolverle al paciente la dignidad que la enfermedad intenta quitarles”, señalan los especialistas de la unidad.

Semanas atrás, en el hospital se realizó la primera jornada de cuidados paliativos, de la que participó personal de la institución, y de otros hospitales.

Leé también:  La crisis en el Hospital Fiorito se profundiza según los trabajadores

Se trató de una charla informativa, a cargo de profesionales de la UCP, donde se abordó la manera de comunicar las malas noticias, y se desarrollaron estrategias para facilitar el acercamiento y la atención integral de los pacientes.

En la provincia de Buenos Aires existe una red de 50 establecimientos çque brindan atención paliativa para pacientes con o sin cobertura médica, que también incluye la dispensación gratuita de analgésicos para el tratamiento del dolor.