Fernando Martín Arguello falleció en el hospital Eva Perón de Lanús. Fue víctima de la trágica noche en la comisaría la 3ª de Echeverría. Denuncian a la Provincia por las condiciones de destacamento.
Denuncian las condiciones de hacinamiento.
Denuncian las condiciones de hacinamiento.

Fernando Arguello es la décima víctima fatal del motín ocurrido hace casi un mes en la comisaría 3ª de Esteban Echeverría. Otros dos sobrevivientes continúan con tratamientos ambulatorios para tratar las lesiones producidas por el incendio.

Arguello tenía 33 años y estaba detenido desde el 25 de octubre a cargo de la comisaría 1ª de Monte Grande pero alojado en la 3ª de Esteban Echeverría. Había sido aprehendido por tenencia ilegal de estupefacientes para comercialización.

Leé también:  A casi un mes de la masacre de la comisaría de Monte Grande, Asuntos Internos desafectó a cinco policías

¿QUÉ SUCEDIÓ ESA NOCHE? Aún no son claros los hechos, pero la versión policial indica que todo inició con un motín de los presos que pusieron quemaron colchones en los calabozos para protestar por las condiciones de hacinamiento la comisaría.

Según la Comisión Provincial por la Memoria, la masacre de Echeverría no fue un motín ni un accidente, fue un hecho previsible: “Desde el año 2011 la comisaría 3ª estaba inhabilitada para alojar personas detenidas. Al momento de la masacre, tenía siete clausuras, seis por orden judicial y una por resolución Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, el propio Ministerio desobedeció cada una de estas clausuras”, explicaron.

Leé también:  Construyen una nueva red de cloacas en Monte Grande

Este sábado, al cumplirse el primer mes de la masacre, los familiares marcharán por las calles de Monte Grande acompañados por unos 500 integrantes de la Red de familiares contra la tortura y otras violencias estatales. La marcha se iniciará en la plaza Mitre de Monte Grande a las 18, y culminará en el Espacio de la memoria local.