El vehículo llevaba a 45 personas, en su mayoría jóvenes de entre 13 y 20 años.
el hecho sucedió en la ruta 9, kilómetro 87, cerca de la ciudad uruguaya de Maldonado.
el hecho sucedió en la ruta 9, kilómetro 87, cerca de la ciudad uruguaya de Maldonado.

Un micro que llevaba unas 45 personas -en su mayoría jóvenes de entre 13 y 20 años- a la ciudad de Punta del Este volcó esta madrugada y al menos ocho pasajeros resultaron heridos.

El accidente se registró cerca de la 1:00 de este viernes en la ruta 9, kilómetro 87, cerca de la ciudad uruguaya de Maldonado, cuando el conductor perdió el control a la salida de una curva pronunciada y volcó el vehículo sobre el cantero central de la ruta.

El micro había partido en la tarde del jueves desde la ciudad de La Plata con un grupo de alumnos -en su gran mayoría chicas, algunas acompañadas por sus padres- del instituto de baile Prodance, que iban a Punta del Este a una competencia de reggaetón.

Leé también:  Chocó un micro que trasladaba a chicos de las divisiones inferiores y hay un muerto

Según informaron fuentes policiales del Uruguay a la prensa local, los pasajeros fueron trasladados a distintos centros de salud de las ciudades de Pan de Azúcar y Maldonado.

El Centro Auxiliar de Pan de Azúcar atendió a unas 13 personas con politraumatismos leves. La mayoría recibió el alta pocas horas después, quedando el viernes por la mañana una sola persona internada en observación.

Otros siete pasajeros continúan internados en distintos centros de salud de Maldonado, todos fuera de peligro.

Lorena, la madre de una de las chicas que iba en el micro, aseguró a TN que su hija le refirió que "hay heridos, algunos quebrados", pero aclaró que ninguno de ellos sufrió lesiones que pudieran comprometer sus vidas.

Leé también:  El chofer dijo que “sintió una explosión” en el micro

También explicó que el micro ya había partido con demoras de La Plata, e incluso hubo que cambiar de colectivo en medio del viaje porque el coche que partió desde Argentina tuvo que ser reemplazado porque se le había roto un vidrio durante el trayecto al hacer una mala maniobra.

El colectivo, según relató la madre de una de las pasajeras, era de la empresa Rutatlantica y había sido contratado por la empresa de viajes "Relajate".