El triunfo ante All Boys trajo cierta calma a Adrogué. El técnico se lo dedicó al hincha, que bancó al grupo durante el Torneo Apertura, donde no obtuvo triunfos en el Lorenzo Arandilla. Sobre el equipo dijo: "Fue el que más generó, siempre salió a proponer".
Pablo Vico y toda su euforia por la vuelta al triunfo en el Arandilla.

Lo vivió como una “final”. No era para menos. Pablo Vico terminó exhausto y muy feliz por el triunfo de Brown de Adrogué sobre All Boys, que le permitió al Tricolor tomar un poco de aire respecto a los puestos de la tabla del descenso.

“Creo que Brown fue el equipo que mas generó, siempre salimos a proponer y gracias a Dios en el segundo tiempo se nos dio la victoria. Sabíamos que era un partido duro, difícil, que por momentos iba a ser trabado. Ellos dependían mucho del pelotazo para la cabeza de Parra y sacar provecho de la segunda jugada que nosotros perdimos. Hasta que nos afianzamos mejor y el rendimiento mejoró”, explicó.

Leé también:  Vico: "El compromiso de los muchachos es diferente"

Brown lo empató rápido y después del minuto en el que los equipos se hidrataron, tuvo sus mejores pasajes y dos situaciones muy claras. “Nosotros arrancamos a partir del momento que nos convirtieron. Se nos estaba escapando una oportunidad hermosa. Ahí el equipo cambió su carácter, fue más incisivo, tuvo más concentración, más intensidad en el juego. Inclusive llegamos rápido al empate y eso fue muy importante y hasta pudimos irnos en el primer tiempo con el segundo gol , pero hoy por hoy por momentos el arco lo tenemos cerrado”, dijo el Bigotón.

El abrazo del final con Matías Linas, como lo hizo con cada uno de sus jugadores.

Después de una sequía de casi 10 meses sin victorias en el Lorenzo Arandilla, el público se fue más que eufórico pensando en que ahora vendrá la racha buena. “Le debía un resultado favorable a la gente. Porque con la irregular campaña que hicimos el semestre pasado jamás escuchamos una puteada al jugador. Siempre fue una voz de aliento o un aplauso. Estoy más contento yo de haber ganado de local que misma la gente. Es para ellos y la hinchada que tanto hicieron para saca un resultado positivo”, arengó Vico, que todavía sabe que el equipo debe mejorar en varios aspectos.

Leé también:  Vico: "El compromiso de los muchachos es diferente"

También el entrenador se tomó un tiempo para analizar los cambios que realizó respecto de la derrota en Santa Fe frente a Atlético de Rafaela. “Lo que hice fue poner la heladera en la cocina y el inodoro en el baño. No me equivoqué, intenté mejorar porque tengo a Iván Silva afuera (operado de apendicitis), Requena que venía de Newell’s (con 20 años) que no conoce mucho la categoría e Iván Becker que estaba en pañales. Entonces estuve improvisando esas cosas. Por eso ahora tuve la oportunidad de ponerlas en su lugar”, explicó en referencia a la posición de Echeverría como volante y al que volvió a poner en la zaga central.