Vecinos de Vicente López denunciaron que el recientemente inaugurado edificio del diario `La Nación` en ese partido bonaerense, consume una provisión continua de energía que genera cortes en la provisión eléctrica de la zona, hecho conocido previamente tanto por la empresa Edenor como por el municipio que conduce el intendente Jorge Macri.

Pablo-Lisotto-19

Parte de la preocupación vecinal se funda también en la intención de Edenor de instalar una subestación de distribución eléctrica para abastecer al edificio propiedad de las familias Saguier y Mitre, que si bien no cuenta con la autorización de los organismos pertinentes, tiene el visto bueno del Intendente local, primo del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y cuestionado por los "beneficios" que otorgó al diario La Nación con una serie de medidas desde que inauguró el costoso inmueble en su distrito.

Según detallaron las fuentes consultadas por Télam, el edificio ubicado en Avenida Libertador 101 -donde el centenario matutino porteño mudó sus instalaciones en septiembre pasado- emplea una potencia de 4000 kva, valor que excedería largamente la capacidad eléctrica de un barrio en el que durante las últimas semanas se registraron varios cortes del suministro de energía.

Para evitar estos inconvenientes, sería necesario entonces instalar en el área una subestación con la previa autorización del Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE) y del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS).

Por eso, a mediados de 2013, el ENRE convocó a una audiencia pública con los vecinos de la zona para conocer su postura respecto de la instalación de una nueva subestación, y ante la negativa de los habitantes, le solicitó al OPDS que llevara a cabo un estudio de impacto ambiental que aún no está concluido.

“Nos llamaron a una audiencia pública. Queríamos un análisis ambiental que no se hizo, pero igual, el intendente (Jorge Macri) autorizó que todo siguiera adelante”, señaló en diálogo con Télam Iris Di Giano, integrante de la asociación Vecinos en Defensa de Vicente López.

Y agregó: “Creemos que si se instala esa planta eléctrica puede existir un grave riesgo para la salud de la gente. Una subestación con esa potencia podría causar muchas enfermedades por las radiaciones que emitiría”.

La nueva sede de La Nación es parte de un emprendimiento que lleva a cabo la empresa Ribera Desarrollos, cuyo titular es Carlos De Narváez, hermano de Francisco, diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.

Esta empresa impulsa la puesta en funcionamiento de varios emprendimientos inmobiliarios en esa cotizada zona de Vicente López, adyacente al Río de la Plata y lindante con la avenida General Paz.

Actualmente, Ribera Desarrollos proyecta el establecimiento de un moderno centro comercial en tierras ganadas al Río de la Plata que eran de dominio público, ubicadas más allá de la calle Bartolomé Díaz.

Por este hecho, las organizaciones de vecinos de Vicente López denunciaron penalmente al intendente Jorge Macri y a De Narváez por el delito de falsificación de documento público, en una causa que tramita la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado.

Muchas de las obras que llevó a cabo en la zona la firma gerenciada por De Narváez se concretaron por medio de excepciones al Código de Planeamiento Urbano del partido, propiciadas por la mayoría que en el Concejo Deliberante local le responde al intendente Macri.

“En diciembre de 2012 Macri me dijo que no se iban a autorizar excepciones al Código, pero en la práctica se hizo todo lo contrario. Hubo varios edificios que se construyeron en contradicción con lo que marca el Código de Planeamiento”, le contó a Télam Miguel Quintabani, referente de la agrupación Dignidad Vecinal de Vicente López.

Asimismo, mientras que los accesos públicos a la costa de Vicente López son cada vez más restingidos, los vecinos denuncian la apertura de una calle aledaña al moderno edificio en el que funciona el diario propiedad de las familias Saguier y Mitre, que no figura en los planos catastrales del Municipio, como otros de las tantos "beneficios" que propició el oficialismo local a la empresa.