Con la dirección de Isabel Iglesias, “Formas de hablar de las madres de los mineros” se presentó en Los Reartes y en Villa General Belgrano, con una grata respuesta del público en cada una de las funciones.
“FUI UNA EXPERIENCIA INCREÍBLE”, ASEGURAN.
“FUI UNA EXPERIENCIA INCREÍBLE”, ASEGURAN.

“Formas de hablar de las madres de los mineros”, con dramaturgia de Daniel Veronese y con dirección de la banfileña Isabel Iglesias, realizó una serie de presentaciones en la provincia de Córdoba, en Los Reartes y en Villa General Belgrano.

Para los integrantes de la compañía Hijos de los Barcos fue “una experiencia increíble” haber realizado estas funciones en lugares muy disímiles y con un público con distintas características distintas en cada ciudad.

“Primero hicimos la función en Los Reartes, participamos en un encuentro con grupos de la zona y otros que venían de Alta Gracia. Nos encontramos con un público muy ameno que recibió el espectáculo muy bien, donde también nos presentamos en la calle y fui muy alucinante. También lo replicamos en sala, a pesar de que ahí todo se hace en la calle”, le comenta Isabel Iglesias a La Unión.

Leé también:  Se viene el primer encuentro “Aquelarre de Historias Conurbano Sur”

En este pueblo cordobés, la directora tuvo una insólita y grata experiencia. “Pude llegar a entrar a un lugar infranqueable: una pulpería. Una pulpería tradicional en el casco histórico, donde no entran las mujeres, pero el teatro todo lo puede. Este personaje en busca de su hijo, entró a la pulpería y se puso a hablar con los gauchos”, apunta.

Con un elenco que incluye a la propia directora junto a Jimena López y Luis Mancin, en la obra Isabel llega a una gran oficina desierta en busca de su hijo.

Hace 12 años que espera noticias de él sin conseguir ninguna respuesta. Entra en un laberinto burocrático, una suerte de pesadilla donde impera la omnipotencia de una institución, una empresa minera en pleno desarrollo.

Es manipulada por una multiplicidad de personajes encarnados solamente por dos empleados: el hombre y la secretaria.

Leé también:  El inédito pedido de un teatro de Lomas para salir adelante
TRATA SOBRE UNA MADRE QUE BUSCA A UN HIJO.
TRATA SOBRE UNA MADRE QUE BUSCA A UN HIJO.

CON EL TEATRO A OTRA PARTE. Luego de esta presentación en Los Reartes, tuvieron un par de funciones en el SUM del Club House Champaquí, en Villa General Belgrano.

“El ambiente fue completamente distinto, un público con un nivel social y cultural diferente. Las funciones fueron excelentes, pudimos probar otras respiraciones, otras dinámicas. En la segunda función que hicimos no había chicos y pudimos ahondar en la cuestión trágica de la obra”, apunta.

También se toparon con otro paisaje en Villa General Belgrano, con “construcciones y costumbres alemanas”, fruto de la colectividad que se afincó en el lugar.

“Había un color distinto, se notaba cuando tratábamos ciertas cuestiones de poder, como la relación entre empresarios y trabajadores, se veía muy diferente”, señala Isabel desde Córdoba.

Esta experiencia se replicó en los seminarios dictados por Isabel Iglesias y por Ernesto Centola. “Fue increíble lo que pasó en los seminarios, por las herramientas con las que vinieron”, cierra.