El seleccionado argentino perdió por 14-9 ante Escocia en el último test match de la temporada y sufrió su tercera caída en su gira europea. El equipo de Ledesma lleva cinco caidas de manera consecutiva.
Los Pumas no pudieron cortar su seguidilla de malos resultados.
Los Pumas no pudieron cortar su seguidilla de malos resultados.

En el último test match de la temporada, el seleccionado argentino de rugby perdió este sábado frente a Escocia por 14-9 en Edimburgo y sumó su tercera derrota consecutiva en su gira por Europa, tras caer también frente a sus pares de Irlanda y Francia.

Los Pumas mejoraron el nivel de juego respecto a los partidos anteriores y merecieron el triunfo ante los escoceses, pero Sánchez marró tres penales factibles de precisión y Emiliano Boffelli uno más, y eso fue determinante en el resultado. Escocia, en cambio, se mostró ordenado y eficiente en sus jugadas y eso le alcanzó para quedarse con la victoria.

Leé también:  Los Pumas cayeron en Dublín

La primera parte fue pareja con un parcial favorable para los locales de 6-3, producto de dos penales convertidos por el capitán Laidlaw. Los Pumas, en tanto, tuvieron dominio territorial y sumaron con un penal convertido por Nicolás Sánchez, aunque los fallos de Boffelli le impidieron terminar en ventaja.

En la segunda parte continuó el trámite parejo, pero el seleccionado argentino cometió varios errores y por eso sufrió un nuevo traspié. Las desatenciones y las imprecisiones fueron letales para su suerte.

El seleccionado argentino suma con el traspié de hoy cinco derrotas consecutivas, dos éstas por el torneo Rugby Championship frente a los poderosos All Black (5-17) y ante Australia (35-34), en las dos fechas finales.