Estaban en la parada del colectivo cuando sucedió el fatal hecho. Un vehículo a alta velocidad, cuyo conductor perdió el control las arrolló a las tres.
las hijas de la mujer fallecida están internadas.
las hijas de la mujer fallecida están internadas.

Una mujer murió y sus dos hijas de 16 y 2 años sufrieron politraumatismos y fracturas tras ser atropelladas cuando estaban en una parada de colectivo en la localidad bonaerense de San Francisco Solano por un vehículo que iba a alta velocidad y cuyo conductor perdió el control.

El siniestro ocurrió ayer al mediodía en la Avenida San Martin de San Francisco Solano, Partido de Quilmes, cuando Fabricio Tracuzzi, de 25 años, quien conducía a alta velocidad un VW Suran perdió el control debido a una mala maniobra que habría realizado un Renault Clío, por lo que atropelló a la mujer, la adolescente y la niña, según las fuentes.

Leé también:  Asesinan a balazos a un exconvicto que había salido hace un mes de la cárcel

Karina Gómez, de 36 años, falleció en el acto, mientras que sus dos hijas, Lucila, de 16, y Marina (2), fueron trasladadas a un hospital de San Francisco Solano.

"Lo único que entiendo es que a mi hermana no me la devuelve nadie y mis sobrinas quedaron destrozadas como toda la familia", dijo a C5N Susana, hermana de Gómez.

Respecto del estado de salud de las niñas, la mujer señaló que Marina "ya se despertó y está sin oxígeno, con otra hermana", mientras Lucila "no despertó pero está sedada y sufrió fractura en sus dos piernas".

"Hay que tener fe en los profesionales y esperar el parte médico", agregó.

Leé también:  Dos niños fueron trasladados a La Plata en "grave estado" tras el vuelco del micro

En referencia al siniestro, Susana manifestó que en las imágenes "se ve como el VW Suran viene a mucha velocidad y algunos dicen que quiso pasar al colectivo y se ve como las tiró y cómo quedaron mis sobrinas", a pesar de que las fuentes policiales refieren la mala maniobra del Renault Clio.

Por el hecho, se instruyó una causa en la comisaría 4 del partido bonaerense de Quilmes con la carátula de homicidio culposo, en la que fueron imputados Tracuzzi y Martín Ezequiel Cabrera, de 26 años, el conductor del Renault Clio.