Los vecinos de la Asamblea «No a la Entrega de la Costa de Quilmes-Avellaneda» se movilizarán este sábado una vez más en defensa de los espacios verdes.
Los vecinos volverán a protestar en defensa de los humedales.

Ante el relleno de los humedales con escombros y basura de todo tipo, la Asamblea “No a la Entrega de la Costa de Quilmes-Avellaneda” realizará una caminata de protesta el próximo sábado por la tarde, en esta oportunidad a la altura de Bernal.

Los ambientalistas volverán a denunciar una vez más el vuelco de desechos en la zona ribereña y harán visible su preocupación porque la Justicia podría darle vía libre al proyecto de Nueva Costa del Plata, que permitiría construir un Puerto Madero del Sur.

Leé también:  Lanzaron el Programa Eco Lomas, para preservar el medioambiente

“Las tierras de reserva natural son un filtro de inundaciones y proveen diferentes servicios ambientales para toda nuestra ciudad. Están destruyendo lo poco que queda, en un lugar que debería estar siendo recuperado”, aseguraron en un comunicado.

“Los privados deben entender que los ambientes naturales son bienes comunes, y no admiten cualquier obra, mucho menos rellenos con desperdicios”, sentenciaron.

En simultáneo le exigirán al intendente de Quilmes, Martiniano Molina, que “detenga con urgencia toda obra de cualquier emprendimiento que pretenda destruir el patrimonio cultural, natural y de toda la comunidad” de esa zona del Gran Buenos Aires.

La caminata de protesta se realizará en Caseros y Espora, a partir de las 14.30.