El hecho ocurrió el domingo a la madrugada cuando la joven se encontraba cuidando a su abuela que estaba internada. El atacante fue detenido este lunes por la Policía.
Los médicos cuestionaron la falta de seguridad en el Hospital.

Una adolescente de 13 años fue violada en el Hospital Evita de Lanús, donde se encontraba cuidando a su abuela que permanecía internada. El ataque fue perpetrado el domingo a la madrugada por un hombre que la sorprendió en un pasillo del centro de salud. El violador fue detenido en las últimas horas cuando fue a buscar a su esposa que recibía el alta.

Según la denuncia radicada por su familia en la Comisaría 1º, la joven pasaba la noche cuidando a su abuela en una sala del cuarto piso, cuando a la 1 de la madrugada bajó al buffet y un hombre la amenazó con un arma blanca. El abusador, identificado como Diego, le sacó el celular y la llevó a la fuerza a un cuarto. Allí la obligó a practicarle sexo oral.

Leé también:  Una colecta para construir la "juegoteca" de la Biblioteca Popular Monte Chingolo

Tras la violación, el atacante acompañó a su víctima hasta el cuarto adonde cuidaba a su familiar, le devolvió el teléfono móvil y huyó. Horas después, en la mañana, comenzó a enviarle mensajes a la chica, según relató su tía Mercedes Rodríguez.

Una fuente del gobierno bonaerense explicó que si bien las cuatro cámaras que existen en el centro de salud funcionan (una en el hall central, otras dos en los consultorios externos y una más en la zona de montacargas) “no llegaron a captar al atacante”. Tampoco vieron nada los cuatro policías que estaban trabajando en el hospital haciendo guardia.

Por el hecho, la joven debió ser internada en el Hospital donde se le realizaron chequeos. Personal policial realizó una investigación e identificó al acusado como Diego Ramón Candia, de Monte Chingolo. El lunes, el sujeto volvió al lugar para acompañar a su mujer y agentes, de encubierto, lo sorprendieron y lo detuvieron.

Leé también:  "Hoy la situación en las escuelas es angustiante"

Médicos y personal de limpieza del Hospital Evita se quejaron esta mañana ante los medios de comunicación en la puerta del lugar por la falta de seguridad. “Estamos acudiendo a la niña en forma integral, pero esto no debería haber ocurrido. Las cámaras de seguridad no están funcionando. No queremos seguir trabajando en estas condiciones; necesitamos que la salud sea agenda de este gobierno”, dijo a C5N la médica Sandra Álvarez.

El joven fue acusado del delito de "abuso sexual agravado" y quedó a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 descentralizada de Lanús, que depende del Departamento Judicial de Lomas de Zamora y está a cargo del fiscal Javier Gramajo.