Un incendio destruyó un depósito de muebles y maderas en el barrio porteño de Abasto, y causó alarma en toda esa zona aunque no se produjeron víctimas personales, confirmó el titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), Alberto Crescenti.

52cdb59874c2b_260x173

El incendio se originó pasadas las 14 de hoy en un depósito de muebles en Anchorena al 300 -entre Sarmiento y Valentín Gómez-, y fue necesaria la presencia de seis dotaciones de bomberos del Cuartel Central y tres ambulancias del SAME que concurrieron como prevención.

Debido a la densidad del humo provocado por el intenso fuego, la Policía Federal acordonó la zona en un radio de dos manzanas a la redonda del local siniestrado, al tiempo que fueron desalojados preventivamente negocios y edificios aledaños.

El siniestro ocurrió en un galpón donde se almacenaba maderas, ubicado en Anchorena entre Sarmiento y Valentín Gómez, y se desconoce las causas por lo cual se produjo el incendio, informaron voceros de bomberos del cuartel central que trabajaron en el hecho.

Tras dos horas y media de trabajo, los bomberos lograron circunscribir las llamas y continuaron luego con tareas de enfriamiento, especialmente apuntando a las medianeras que separan el depósito siniestrado de las viviendas linderas.

El portavoz indicó que no había personas dentro del lugar en el momento del incendio. Y confirmó que la totalidad de los muebles que se guardaban allí se vieron consumidos por las llamas.

El titular del SAME, confirmó que se enviaron tres ambulancias y aseguró que no se habían reportado heridos. Aconsejó además a los vecinos de la zona que cierren puertas y ventanas para evitar que ingrese humo y afecte el sistema respiratorio.

En tanto un vecino del lugar indentificado como Juan, contó que no se veían llamas, sino un espeso humo negro y habitantes de propiedades linderas se autoevacuaron al ver el fuego, cuestión que se completó con la llegada de las autoridades.