Con un frasco vacío se llega a este original porta sahumerios, para tenerlos siempre a mano y perfumen el ambiente.

 

MATERIALES

  • Envase descartable
  • Cúter y punzón
  • Cinta fina de gamuza
  • Cuentas de cerámica
  • Servilleta decorada de papel
  • Recorte de listón de madera
  • Dije metálico con perforación
  • Pincel y lijas
  • Cola vinílica
  • Acrílico negro
  • Pistola encoladora

1. Resultado final

2. Lavar muy bien el envase y quitar las etiquetas. Para secar los restos de pegamento, utilizar alcohol o limpiador en crema. Marcar una línea guía de corte en la parte superior. Cortar con cúter por la marca.

3. Calentar en la hornalla un punzón metálico o una aguja gruesa. Con la punta caliente, realizar perforaciones equidistantes a 1 cm del contorno superior. Si fuera necesario, quitar rebordes con el cutre.

4. Enhebrar por las perforaciones la cinta de gamuza. Al llegar a uno de los laterales, cerrar realizando un nudo. Colocar en cada uno de los extremos de cinta las cuentas de cerámica, como terminación.

5. Recortar un corazón de la servilleta estampada. Retirar de la parte posterior las dos capas de papel blanco. Colocar cola vinílica en el sector en el frente de la pieza y adherir la figura. Asentar con cola y el pincel. Dejar secar.

6. Pintar el listón de madera con acrílico negro. Dejar secar muy bien. Lijar la superficie para obtener un desgastado, primero con lija mediana y luego fina para suavizar. Retirar el polvillo con un paño húmedo.

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here