La empresa registró en el país el mayor crecimiento del mundo en los últimos tres meses a raíz de la crisis. También se suman 7 mil clientes diarios.

La incertidumbre económica que afecta a Argentina y el incremento del desempleo y la disminución del poder adquisitivo hicieron que Uber registre en el país el mayor crecimiento en todo el mundo durante los últimos tres meses, según directivos de la empresa en la región: se incorporan entre 300 y 400 choferes por día, lo que equivale a 55 mil en el último trimestre. Además de suman unos 7 mil clientes online.

El servicio desembarcó en el país en abril de 2016.

"La caída económica definitivamente ayudó a muchas personas a encontrar a nuestra empresa como una alternativa de ingresos interesante", le afirmó el director de desarrollo de negocio de Uber en Argentina, Felipe Fernández Aramburu, a la agencia de noticias Reuters.

De acuerdo con sus últimos informes, uno de cada cinco conductores de Uber se encontraba desempleado al momento de sumarse a la compañía.

Si bien Uber desembarcó en el país en abril de 2016, por el momento, no consiguió legalizar su servicio en Argentina. La ausencia de una regulación sobre su servicio provocó que la empresa se vea imposibilitada de cobrarles a los conductores el 25% de comisión que le corresponde por cada trayecto.