Después de rescatar a 52 pasajeros del barco ruso, "Académico Shokalski", el rompehielos chino, "Xue Long" quedó atrapado por témpanos de hielo.

Akademik Shokalskiy
El rompehielos chino que ayudó a rescatar a los científicos y turistas que se habían quedado atrapados en el hielo de la Antártida corrió ahora la misma suerte y se encuentra varado, informó hoy la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA).

La tripulación del barco hizo una llamada de alerta y señaló que no sabe si podrá salir por sus propios medios del lugar donde se encuentra, indicó la AMSA, según consignó la agencia de noticias DPA.

El barco más cercano que podría ayudar a los chinos del "Xue Long" es el rompehielos australiano "Aurora Australis", a bordo del cual se encuentran los 52 pasajeros del barco que fue rescatado el jueves.

"El `Aurora Australis` fue alertado", señaló la AMSA tras indicar que "debe permanecer cerca como medida de precaución".

El "Aurora" se encontraba en camino a la estación australiana Casey en la Antártida, donde esperaba poder terminar el trabajo para el que fue enviado a la zona: descargar equipos y suministros para los científicos que se encuentran allí.

Debido a la llamada de socorro en Nochebuena desde el "MV Akademik Shokalskiy", en el que se hallaban turistas y científicos, el "Aurora" tuvo que interrumpir su tarea y acudir en su ayuda.

El "Shokalskiy" se había quedado inesperadamente atrapado en el hielo y fracasaron todos los intentos de los otros barcos por romper la capa y abrirle un camino en el mar, por lo que finalmente los pasajeros fueron rescatados en un helicóptero del rompehielos chino, que los fue sacando en grupos.

El barco chino intentará liberarse por sí mismo en las primeras horas de mañana, informó la AMSA.