Marcharon a la la Casa de la Provincia de Buenos Aires para pedir la reincorporación. Previamente realizaron un corte en Callao y Corrientes.
"Le pedimos a la gobernadora que no ampare ninguna estafa contra el Estado", expresaron.
“Le pedimos a la gobernadora que no ampare ninguna estafa contra el Estado”, expresaron.

Los trabajadores de la empresa SIAM, ubicada en Avellaneda, marcharon a la Casa de la Provincia de Buenos Aires para pedir la reincorporación de los más de 165 despedidos, incluyendo a los delegados electos por sus empleados.

“Le pedimos a la gobernadora María Eugenia Vidal que no ampare ninguna estafa contra el Estado, y que la empresa cumpla con los compromisos asumidos ante las leyes provinciales y reincorpore a todas las familias despedidas. Queremos unas fiestas en paz y con trabajo”, señalaron en un comunicado.

La jornada de este jueves arrancó a la mañana con un corte en Callao y Corrientes, en Capital, y luego se dirigieron hacia la Casa de la Provincia. La empresa Pilisar SA que fabrica las heladeras SIAM, cuyo principal accionista es el empresario Rubén Cherñajovsky, inició en los últimos meses un proceso de despidos masivos que, según subrayaron los trabajadores, se efectuaron “sin recurso preventivo de crisis” y que además “no acata la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo bonaerense”.

Leé también:  Balearon a un patrullero en Avellaneda e hirieron a una policía

Asimismo, indicaron que “durante nuestra pelea por recuperar nuestros puestos de trabajo, militarizó la planta por fuera y por dentro, y consiguió la orden del juez Luis Carzoglio para desalojar con represión el acampe pacífico que manteníamos junto a nuestras familias frente a las instalaciones”.

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here