Docentes y no docentes del colegio Guido Spano, acompañados por padres de alumnos, organizaciones cooperativas, legisladores y funcionarios nacionales, definieron continuar como una cooperativa de trabajo tras el intempestivo cierre.

52cdc6d174d70_260x173

Docentes y no docentes del Guido Spano, acompañados por padres, organizaciones cooperativas, legisladores y funcionarios nacionales, definieron hoy continuar como una cooperativa de trabajo tras el intempestivo cierre, el 2 de enero, de ese colegio de gestión privada con subsidio estatal.

Tras cuatro horas de debate, Marcial Costoya, ahora secretario de la Cooperativa, dijo a Télam: "recién terminó la reunión y manifestamos nuestra voluntad de concretar el proyecto que teníamos en mente".

"Entramos en un proceso en donde nos fuimos asesorando con distintos organismos y nos pareció una oportunidad concreta de volver a hacer funcionar el colegio y conservar la fuente de trabajo", sostuvo Marcial, profesor de Historia de secundario.

"Mañana encararemos una serie de actividades y reuniones para trabajar; por lo pronto, trataremos de conseguir la llave del edificio" de Billinghurst 1355, sede del histórico colegio porteño colegio Guido Spano.