Laura Coronel, poeta y escritora de Lomas, habló sobre la vida en cuarentena y las situaciones que la inspiran en un contexto desconocido. “Es todo tan efímero frente a lo que está pasando que cuesta crear cosas”, señaló.
"Por el momento me negué a escribir sobre la pandemia", afirmó.
"Por el momento me negué a escribir sobre la pandemia o la cuarentena", afirmó.

¿Quién podría expresar mejor en palabras lo que se siente en estos días inéditos para la gran mayoría de los argentinos? Alguien que se dedique a expresarse: un escritor, un poeta. Laura Coronel, vecina de Lomas, es una fiel exponente de la literatura local y habló sobre este tiempo especial de cuarentena y encierro que viven los seres humanos.

En alguna medida, todos están solos en este contexto porque, si bien se puede compartir un espacio familiar, no se puede estar con nadie ajeno a la casa y eso, desde ya, interpela hasta al más centrado. “Siento que hay un trabajo interno muy grande que estamos haciendo todos. Cuando te quedas solo con vos mismo, sos la única presencia y hay que bancar. Si no estás trabajando o haciendo otra cosa, estar solo con uno es difícil y es un gran generador de emociones nuevas”, expresó.

En su situación, si bien tiene la compañía de sus hijos, la soledad se hace más presente. Por eso aprovecha para improvisar. “Estoy haciendo teatro con la Universidad de la Tercera Edad (un programa para adultos mayores de la UNLZ) por audio de WhatsApp. Entrenamos la manera de hablar, de presentar un personaje. También participó de talleres de literatura, subí a mis redes videos de poesías junto a Hugo Bento (distinguido historiador y periodista local) y estoy traduciendo al portugués algunos poemas que comparto con un grupo de escritores de Portugal”, comentó.

Leé también:  Lomas: Dura DJ musicalizará la noche de este sábado a puro cachengue y reggaetón

El objetivo de fondo siempre es pasar el momento con la menor penuria posible. “Ésta situación me puso muy dura y estoy muy intolerante con la falta de comprensión de la gente. Muchos hacen de cuenta que no está pasando nada con el distanciamiento y yo creo que depende de cómo lo vive cada uno pero la realidad es que muchos no logran abstraerse de la situación y seguir su vida. Uno va para atrás y para adelante todo el tiempo, cuesta dejar la cabeza quieta y, finalmente, hacer lo que podemos con lo que tenemos. Estamos constantemente pensando en lo que falta y no nos damos cuenta de que eso nos va a seguir faltando por un tiempo. Se genera una ansiedad enorme”, analizó.

Leé también:  Lomas: últimos días para participar del concurso literario de microrrelato y fotografía

Y puso un ejemplo claro con una noticia que tuvo lugar unas horas atrás. “Ayer vi el noticiero y hablaban de que se suspendió el lanzamiento de un cohete. ¿Qué nos puede importar a nosotros? Es todo tan efímero al lado de lo que está pasando. Cuando tenemos que ver los comedores llenos, el hambre, los muertos... Es todo tan nocivo lo que se ve que pienso que, quizás, sería mejor que pongan algo más sano en la TV. Pienso rápidamente en novelas para los abuelos o en dibujos para los chicos”, resaltó.

Por último, sobre sus pasos a seguir y un poco entre risas, Laura comentó: “Por el momento me negué a escribir sobre la pandemia o la cuarentena. Me parece mejor publicar algo gracioso en Facebook, algo sencillo y que la gente se distraiga un poco. Después se verá la manera de hacer un libro. Escribiré sobre el desdoblamiento del ser humano o sobre los tipos de panes que aprendí a hacer mirando canales de cocina en estos dos meses”.