A 181 años de la usurpación británica de la Islas, el Canciller lamentó "el incremento en las agresiones verbales de funcionarios" ingleses respecto al reclamo argentino. Y destacó que este año la posición argentina sumó "nuevos y más enérgicos apoyos en todo el mundo, incluyendo en la propia Gran Bretaña".

timerman
El canciller Héctor Timerman destacó hoy, al cumplirse 181 años de la usurpación británica de las Islas Malvinas, la actitud argentina "dialoguista y decidida a resolver en forma pacífica" el conflicto colonial en torno a la soberanía.

En este sentido, al realizar un balance, el canciller destacó que este año la posición argentina sumó "nuevos y más enérgicos apoyos en todo el mundo, incluyendo en la propia Gran Bretaña", mientras que, por el lado del Reino Unido, se exhibió un "incremento en las agresiones verbales de funcionarios al referirse a la Cuestión Malvinas".

Así lo expresó Timerman en una nota de opinión publicada hoy en el diario Página/12, en la que recordó el nuevo aniversario de la usurpación británica de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, y sostuvo que se trata de "cerca de tres millones de kilómetros cuadrados pertenecientes al pueblo argentino y sin los cuales la Argentina ve afectada su integridad territorial".

Además, consideró que el párrafo del mensaje navideño del gobierno británico dedicado a la defensa militar de las Malvinas "tal vez haya sido la expresión del fracaso de intentar confundir al mundo sobre la ocupación colonial y militar del territorio argentino, así como la falta de argumentos legales e históricos".

Por otro lado, como uno de los hitos del año, el canciller destacó el hecho de que el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas no haya mencionado el autodenominado "referéndum" realizado por Gran Bretaña en las Islas en marzo del 2013 "en ninguna de sus resoluciones durante el año que ha concluido".

"La falta de argumentos, y el amplio respaldo al derecho argentino a la integridad territorial, incita al Reino Unido a actuar y expresarse con la agresividad indigna de una potencia nuclear, que además es miembro permanente del Consejo de Seguridad", postuló Timerman en el texto publicado hoy.

En este sentido, afirmó que "tal conducta debilita los intentos de la comunidad internacional para que todos los países acepten las decisiones de las Naciones Unidas a fin de lograr la resolución pacífica de los conflictos".

"Gran Bretaña carece de autoridad moral en este tema, ya que es el país que más veces ha ignorado las decisiones de las Naciones Unidas, en especial cuando se trata de terminar con el colonialismo", subrayó el ministro de Relaciones Exteriores.

En cambio, destacó que, para la Argentina, el año que finalizó "ha sido de intensas actividades, tanto para exponer nuestros derechos soberanos como para defender los recursos naturales de la zona en conflicto que son expoliados por la potencia colonial".

"Por primera vez, todos los países de África adoptaron la Declaración de Malabo, reconociendo los legítimos derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, sumándose así a los países de América latina y el Caribe", recordó el canciller.

Además, indicó que "las expresiones militaristas de la potencia ocupante, acompañadas por la importante presencia de las armas desplegadas, incluyendo submarinos nucleares en el Atlántico Sur, fueron objeto de censura por todos los países de Africa y América con costas en el Atlántico Sur durante la Cumbre de Montevideo".

Por otro lado, recordó que, en marco del año pasado, "en un gesto sin precedentes, estuvieron presentes para acompañar la posición argentina" ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, "los cancilleres de Cuba y Uruguay, y el vicecanciller de Perú, países en ejercicio de las presidencias pro témpore de CELAC, Mercosur y Unasur, respectivamente".

"Las mismas autoridades de las Naciones Unidas manifestaron su sorpresa ante el contundente apoyo de los tres organismos que representan a todos los países de América latina y el Caribe", reseñó el canciller.

En otro orden, definió como "un aspecto esencial" en la lucha pacífica que mantiene argentina, además de la difusión de la Cuestión Malvinas en múltiples idiomas, a "los más de 90 Grupos de Solidaridad en países de los cinco continentes que trabajan en pos de una solución definitiva al conflicto colonial".

También, reseñó las declaraciones en favor de la reanudación de las negociaciones con el Reino Unido emitidas durante el 2013 por la sección latinoamericana de la Asamblea Parlamentaria América Latina - Unión Europea (Eurolat) y por la Asamblea del Grupo Latinoamericano de la Unión Interparlamentaria (UIP).

Además, puso el acento en la "fructífera visita" realizada al  Parlamento de Irlanda por los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados y el Senado, a efectos de tratar específicamente la Cuestión de las Islas Malvinas.

"El año 2013 será recordado por el gran avance en la defensa de los hidrocarburos que se encuentran en la plataforma continental argentina. Se dio un gran impulso a la implementación del Plan de Acción del Estado nacional contra las ilícitas actividades hidrocarburíferas en la plataforma continental argentina", aseveró Timerman.

En este marco, reseñó que, "en aplicación de la Ley 26.659, la Secretaría de Energía de la Nación dictó resoluciones, inhabilitando por el término de 15 a 20 años a las seis empresas británicas involucradas en ilegítimas actividades de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina".

Por otro lado, dio cuenta del comunicado conjunto emitido en el 2013 por el Mercosur en el que reconoció "el derecho de la Argentina para adoptar las acciones legales implementadas en el ámbito de su legislación contra las actividades de exploración y explotación no autorizada de hidrocarburos en el área de Malvinas".

Además, entre los logros del año concluido, Timerman destacó la sanción de una reforma a la Ley 26.659 de Condiciones para la exploración y explotación de hidrocarburos en la Plataforma Continental Argentina), que incorporó un nuevo tipo penal para las  personas físicas y jurídicas que, sin la autorización de la autoridad competente, realicen actividades de exploración o de explotación de hidrocarburos.

Esa norma -agregó Timerman- "permitirá a la Justicia argentina solicitar la cooperación judicial internacional para el arresto y enjuiciamiento de todos aquellos incursos en la exploración y explotación ilegal de nuestros hidrocarburos" en el área de Malvinas, en el Atlántico Sur.

"Todas estas acciones son llevadas adelante con la determinación de defender, en forma pacífica, los legítimos derechos del pueblo argentino a ejercer la soberanía en todo su territorio, así como a evitar que potencias extranjeras continúen expoliando los recursos existentes en las tierras y aguas ocupadas ilegítimamente por más de 180 años", sostuvo el jefe de la diplomacia argentina.

En otro orden, también hizo hincapié en la decisión "histórica" de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de crear una Secretaría dedicada exclusivamente a la Cuestión Malvinas, a cargo del ex senador Daniel Filmus.

En este sentido, indicó que el propósito de este área es "coordinar los esfuerzos argentinos relativos a la recuperación pacífica de las islas y los espacios marítimos de acuerdo con lo establecido en nuestra Constitución, a través del diálogo y las negociaciones bilaterales entre la Argentina y el Reino Unido".

"A las amenazas de la potencia colonial tanto verbales como militares nuestro país continuará exigiendo que se cumpla con el derecho internacional y con las resoluciones de las Naciones Unidas, demostrando que la negativa del Reino Unido a sentarse a la mesa de negociaciones es la mejor evidencia de que, en la Cuestión Malvinas, el león ruge, pero ya no asusta", concluyó el ministro.