Se trata de María Hernández, que luego de permanecer cuatro semanas internada en el Sanatorio Modelo, de Burzaco, recibió el alta entre aplausos. El video de ese momento se convirtió en viral.

María Hernández tiene 87 años. Padece diabetes y alzheimer. Después de cuatro semanas de internación en el Sanatorio Modelo, de Burzaco, ganó una batalla inesperada: tras ser diagnosticada con Coronavirus a fines de abril, recibió el alta. El video del momento en que que abandonó el Hospital emocionó a todos y se hizo viral en las redes sociales.

No es para menos, porque después de días de preocupación, llegó el alivio. María pudo volver a la Residencia Geriátrica Llar, de la calle Roca al 1000, donde vive hace ocho años. Marta Agosti, encargada de la institución, señaló con una sonrisa: "Es una felicidad enorme para nosotros tenerla en el hogar nuevamente". Y para sus compañeras también.

A mediados de abril, el geriátrico ubicado en la localidad de Burzaco se transformó en noticia por las consecuencias que tuvo la pandemia puertas adentro. Primero se conoció la muerte de un hombre que tenía un cáncer de colon terminal y luego el caso de María.

Leé también:  Coronavirus en Lomas: en una semana, 53 vecinos más dieron positivo

A María la internaron el 21 de abril en el Sanatorio Modelo. “Comenzó con fiebre y la trasladamos al sanatorio para que le hicieran el test. A las 48 horas nos llevamos la sorpresa de que había dado positivo de Covid-19”, recuerda la encargada.

Tras la confirmación del resultado, el hogar se vio conmocionado. Tres mujeres que habitualmente comparten habitación con María tuvieron que ser hisopadas.

"Las llevamos al sanatorio pero a las 48 horas ya estaban con nosotros de nuevo porque los tests que les habían hecho dieron negativo", relata Agostini.

La experiencia del hombre que murió fue más traumática. El hombre no llegó a estar ni un día internado en la Residencia Llar, pero su sola presencia encendió todas las alarmas.

"Ingresamos a un abuelo que venía de estar internado en el Sanatorio Burzaco por un cuadro grave relacionado con un cáncer de colon terminal, una operación en el estómago y una sonda nasogástrica", explica la representante del establecimiento.

Siguiendo los protocolos establecidos, según cuenta la encargada de la institución, el recién ingresado fue aislado del resto de los residentes del hogar. "Siempre que ingresa alguien nuevo, lo mantenemos aislado con todos los cuidados pertinentes”, acota.

Leé también:  Coronavirus en Lomas: falleció un vecino y hay cinco nuevos contagiados

Pero a las pocas horas, se dieron cuenta que "algo no andaba bien". El hombre comenzó a levantar fiebre y tuvieron que trasladarlo de urgencia al Sanatorio, donde falleció a las pocas horas. Post morten se supo que tenía Coronavirus.

Consultado sobre si sabían que podía tener Covid, desde el establecimiento aseguran que nunca fueron advertidos al respecto. Por lo que deducen que en el Sanatorio no sabían.

Luego de todo lo que ocurrió fueron controladas todas las empleadas y se reforzaron los protocolos que venían aplicando desde marzo. No reciben visitas, dividieron los horarios en dos turnos, el personal de administración trabaja de manera remota, y se toman todas las medidas de protección y de higienización que recomienda el Ministerio de Salud.

“Estamos haciendo todo para preservar la salud de nuestros abuelos, pero estaría bueno que vinieran a testearnos ya que estamos hablando de la población de riesgo y no habría que esperar a que haya síntomas, de esta manera se puede agarrar a tiempo”, cerró Marta.