Unos 180 chicos y sus familias están a la espera. Según denuncian los padres, "Edesur no quiere cambiar el medidor". Son la única institución en la cuadra sin energía y ahora planifican medidas de protesta colectiva.
El comunicado en la puerta del jardín.
El comunicado en la puerta del jardín.

Preocupante. Desde hace más de un mes, el Jardín N°924 de Temperley está sin clases por falta luz. La mamá de uno de los pequeños que asisten a la institución ubicada en Senillosa 310, entre El Zorzal y La Golondrina, dijo que la situación es "alarmante y desesperante".

"Hacemos reuniones, estamos viendo cómo seguir, desde Edesur no vienen, no le da respuesta a los directivos del jardín. Hicimos varios reclamos y no se acerca nadie", cuenta Verónica DoSantos.

Leé también:  Detuvieron a los cabecillas de una banda que asaltaba bancos en la zona Sur

Entre turno mañana y tarde son 180 los chicos que asisten a la institución. Por estos días, la comunidad educativa se reúne con el objetivo de avanzar en un reclamo más fuerte. "El medidor está viejo, no sirve, pero no nos vienen a dar soluciones", agregó la vecina. Este viernes hará otra reunión de padres.

Es que el jardín se abastece exclusivamente de energía eléctrica (no tiene servicio de gas) pero tiene un medidor monofásico que resulta insuficiente por el consumo que tiene. En efecto ya se hicieron varias presentaciones para que se coloque el trifásico pero desde Edesur no emprenden el cambio.

Leé también:  Casi 10 mil usuarios siguen sin luz en Buenos Aires

Aparentemente, según informa la empresa a los vecinos "ya se arregló el medidor", pero eso no alcanza para que solucione el servicio. Desde el Consejo Escolar respaldan el pedido de la comunidad educativa con reiteradas presentaciones y gestiones pero advierten que la obra "está trabada en Edesur".