Lácteos Verónica pidió el Proceso Preventivo de Crisis. Hay casi 700 empleos en riesgo.

La fabricante de productos lácteos Verónica pidió ingresar al Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) y se sumó así a la ola de industrias que se presentaron a la cartera laboral para abrir el expediente que habilita fuertes reestructuraciones del personal a cargo.

trabajan a un ritmo algo superior al 30% de su capacidad instalada.

La firma cuenta con tres plantas industriales y sede central en Lehman, provincia de Santa Fe, pero trabaja a un ritmo algo superior al 30% de su capacidad instalada.

Son casi 700 trabajadores, la compañía tiene capacidad para procesar 600 mil litros diarios, pero hoy trabaja a un ritmo de 200 mil litros. De hecho, la planta de leche en polvo, donde trabajan 30 personas, funciona cada 15 días por la caída de la demanda del mercado interno.

Leé también:  Gremios textiles reclaman medidas de reactivación para el sector

Por ahora, sus directivos descartaron que la intención sea reducir el plantel. Pero la apertura del PPC a las autoridades santafesinas implicará negociar una reducción en los niveles de producción.

Por otra parte, la empresa le informó a sus empleados que los sueldos se iban a pagar en tres veces, medida que ya está implementando.

RÉCORD NEGATIVO. El uso de la capacidad instalada en la industria tocó un nuevo mínimo desde 2002. El sector manufacturero sólo trabajó en enero al 56,2% de la capacidad instalada, según información aportada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).