Las subas autorizadas por el Gobierno de Macri ya superan el 2.000%. Luego de los incrementos de abril y mayo, el mes que viene el servicio tendrá un impacto del 7,5%.
El consumo de gas, por las nubes.

El Gobierno nacional no le da descanso a los consumidores. La tarifa de gas sigue encareciéndose desde 1° de abril, en cuotas: ese mes, para los usuarios residenciales, el alza fue del 10%; en mayo de 9,1%; y en junio será del 7,5%.

A su vez en junio comenzará a regir el diferimiento: se trata de un "descuento" del 22% sobre las facturas del invierno, que hará que los hogares paguen la misma tarifa que abonaban hasta marzo durante cuatro meses, pero que deberán pagar después en cuatro pagos: en diciembre, enero, febrero y marzo.

Leé también:  Diputados inicia una megasesión que tratará 78 proyectos para frenar el ajuste

Recién con las tarifas de octubre, que se pagarán en noviembre, los usuarios deberán afrontar el aumento completo del 29%, cuando el pico de consumo y las votaciones hayan pasado.

El nuevo tarifazo impacta sobre un servicio que, según cálculos de la UNDAV, ya había acumulado un alza de 1.752% entre diciembre de 2015 y marzo de 2019. Así, Cambiemos terminará su mandato un aumento del gas del 2.289%.