El Municipio de Lomas colocó un tobogán, una calesita, una hamaca y un sube y baja. Así, los chicos cuentan con nuevas herramientas para su integración.

A fin de sumar herramientas para una mejor integración, el Municipio instaló juegos de plaza en el Servicio Especializado que brinda atención a chicos con Trastornos del Espectro Autista (TEA). La adquisición se concretó a través de un subsidio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.Este espacio, que funciona en las instalaciones del Instituto Municipal de Discapacitados y Adultos Mayores (IMDIAM), ubicado en Frías 1115, busca mejorar la calidad de vida de chicos de Lomas y de otros distritos que padecen el trastorno neurológico y ahora, cuenta con un tobogán, una calesita, una hamaca con asientos para distintas edades, y un sube y baja.
Con esto, los chicos podrán sumar actividades recreativas al trabajo que realizan junto a psicólogos, profesores de educación especial, profesores de educación física, fonoaudióloga, psiquiatra infantil y terapistas ocupacionales.Este servicio gratuito comenzó a funcionar en 011
y tiene el mérito de ser el primero a nivel comunal en disponer la instrumentación de mecanismos de prevención, promoción y asistencia para este tipo de casos. Allí, se llevan a cabo dos jornadas diarias: de 8 a 12 y de 12 a 16. Durante la mañana, se trabaja en grupos y haciendo foco en la sociabilización. Y por la tarde, la atención es personalizada. “Los tratamientos dan buenos resultados cuando las familias participan de la
contención. La propuesta es esa, para que luego de que el chico vaya al Centro pueda tener la terapia en casa”, explicó Mariela Carusso, profesora de educación especial y una de las coordinadoras del lugar.