El Gobierno invertirá en las áreas de Edesur y Edenor, con la colocación de cableado potente y nuevos transformadores.

energia-electrica

Con el objetivo de garantizar, repotenciar y expandir la red eléctrica, el Gobierno anunció un plan de obras energéticas de acción inmediata por $3.950 millones, en las áreas consecionadas a las compañías de distribución Edenor y Edesur.
“El evidente desinterés de las dos empresas, claramente se observa con los $240 millones acreditados y disponibles en el fideicomiso FOCEDE que no se destinaron a obra alguna”, afirmó el ministro de Planificación Federal,
Julio de Vido. Las obras previstas incluyen la instalación de nuevos cables de mayor capacidad de transmisión, la repotenciación y renovación de los cables actuales y estaciones transformadoras nuevas.

Acción inmediata
Frente a la desidia empresarial, el Gobierno decidió que “en estos 7 días se realicen obras de ejecución inmediata en los barrios más afectados porlos cortes de luz, como Caballito, Flores, Floresta, Santa Rita y Villa Mitre”, según precisó el ministro De Vido. También se ampliarán
las cuadrillas un 20%, con un mínimo de 500 por empresa, para eventos de requerimiento extremo, con un sistema de control a través de las cámaras distribuidas en distintos puntos de la Ciudad y el Conurbano.
Asimismo, las empresas deberán implementar un sistema de atención personalizada, para que “se
atiendan mínimamente 7 de cada 10 llamados, hasta llegar a la totalidad de los requerimientos en el corto plazo”.