Las ventas al exterior subieron 63,1% en el último año. Sin embargo, a nivel local siguen las bajas como consecuencia de la persistente suba de precios.
Sigue bajando el consumo a causa de los aumentos.

Las exportaciones de carne vacuna subieron más del 63% entre abril y el mismo mes del 2018, pero el consumo interno se desplomó más del 12% en mayo como consecuencia de la persistente suba de precios.

Las ventas al exterior están concentradas en el mercado chino, que recibió tres de cada cuatro kilos vendidos. En total, se exportaron 27.900 toneladas de carne bovina congelada durante abril, el doble que un año atrás, según el informe de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes.

Leé también:  Ya hay un millón menos de tarjetas de crédito

Como contrapartida, el consumo de carne por habitante promedió 50,5 kilos al año, lo que arrojó una fuerte caída que superó el 12%. A diferencia de lo que ocurre en las góndolas, el precio promedio de la hacienda comercializada a través del Mercado de Liniers descendió por tercer mes consecutivo: a las bajas de 3% y 3,2% mensual de marzo y abril, en mayo se sumó una caída de 0,5%.