Hace un lustro, en 2014, la Cámara de Senadores convirtió en ley un proyecto que declara al 23 de enero de cada año Día Nacional del Músico, en conmemoración al nacimiento de Luis Alberto Spinetta. Esta iniciativa faculta al Poder Ejecutivo a “publicar en papel las obras musicales, autorales y compositivas más importantes” del exintegrante de Invisible, con la finalidad de ser “distribuidas en las instituciones que considere oportunas”.

El proyecto había sido aprobado en la Cámara baja a finales de noviembre de 2014 y girado inmediatamente al Senado, que lo ratificó por unanimidad. “Es algo en lo que los músicos venimos trabajando, en la posibilidad de tener un día, todos los años, en el cual podamos manifestar las condiciones en las cuales se desarrolla nuestra profesión y las necesidades a resolver”, expresó en aquel momento Diego Boris, titular del Instituto Nacional de la Música.

Leé también:  Damián Pleitto Castillo, un lomense en el elenco de “El Marginal”

Este 23 de enero, precisamente, se cumplen 69 años del nacimiento del Flaco, el hijo “del medio” de la prole que trajeron al mundo Julia Ramírez y Luis Santiago Spinetta.

El reconocimiento fue justiciero, a pesar de que también generó alguna polémica y Juan Falú fue uno de los que alzó la voz en contra de este reconocimiento, argumentando que la música argentina tenía a otros exponentes que merecían ese lauro.

Es imposible saber la postura de Luis Alberto Spinetta ante este reconocimiento póstumo, pero sí se sabe que gambeteó con clase todos los clichés de las estrellas de rock y mantuvo a rajatabla un perfil bajísimo en sus más de cuatro décadas como músico profesional, inclusive en los momentos en los que su obra tocó picos elevados de masividad.

Leé también:  Al Maestro Andrés Cascioli

Además, al Flaco no le gustaban demasiado los elogios desmedidos, ni las comparaciones exageradas y tampoco el fanatismo desmesurado de algunos de sus seguidores. En el tema “No seas fanática” dejó en claro esta postura. A pesar de que nunca excedió de la falta modestia sobre el valor de su obra, tampoco hizo alardes de su talento.

Con o sin el Día de Músico en su honor, Spinetta es uno de los mayores exponentes de la música popular argentina, inclusive más allá de las fronteras del rock. También se puede aseverar que exlíder de Almendra merece mucho más que un sólo día en el almanaque, porque 24 horas pueden ser escasas para homenajear semejante obra. Sí, son muy pocas.

Leé también:  ¿El punk nació en Perú?