El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), suscrito por México, Estados Unidos y Canadá, cumplió 20 años de entrada en vigencia y los tres países planean relanzarlo para maximizar sus ventajas.

TLCAN

El vicecanciller mexicano para América del Norte Sergio Alcocer, dijo al diario local Reforma -en declaraciones citadas por ANSA- que "el reto es ahora cómo alargar estas cadenas de suministro a nivel regional, de manera que no solamente ensamblar o fabricar, sino diseñar e innovar juntos".

Alcocer indicó que ninguno de los tres países, que en conjunto suman el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, tiene intenciones de abrir el tratado, pero sí de "modernizarlo", a través de las negociaciones del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), que se negocia con 11 países más.

Se pretende discutir la posibilidad de actualizar el tratado durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, a celebrarse en México en febrero de 2014.

Veinte años después, el comercio exterior de México se sextuplicó (las exportaciones pasaron de 51.886 millones de dólares en 1993 a más de 370.700 millones en 2012), y se duplicó la inversión extranjera directa.

Sin embargo, el PIB per cápita de México es aún 3 veces menor que el de Estados Unidos y dos veces menor que el de Canadá, mientras que el 50 por ciento de las exportaciones de México lo realizan sólo 44 grandes empresas.