En el marco del rastrillaje que efectúa la Policía, en el Arroyo Rodríguez de Villa Elisa, una vecina halló el celular de Gissella. Intentan reconstruir las últimas horas tras el encuentro entre ella y su pareja.
La pareja de la odontóloga se suicidó en los últimos días.

Gissella Solís, de 47 años, está desaparecida desde el miércoles pasado, y por estas horas, decenas de policías rastrean el Arroyo Rodríguez, en Villa Elisa, que atraviesa la Autopista La Plata–Buenos Aires.

En paralelo, los agentes buscan pistas en las cámaras de seguridad de Villa Argüello, y a la vez, citaron a declarar a la esposa de Abel Campos (de 55 años), el hombre que se suicidó y que mantenía una relación con la dentista.

Durante el rastrillaje fueron halladas unas zapatillas y una sábana que, se pensó en primera instancia, podían ser de Gissella, pero finalmente, las pruebas arrojaron resultados negativos, de la misma manera que otras que se llevaron a cabo sobre manchas de sangre halladas en el auto de quien sería su pareja, que se suicidó hace pocos días.

Leé también:  Detienen a la madre del acusado de haber asesinado a su esposa, que está desaparecida

Además, los pesquisas aguardan los resultados de las pericias tecnológicas, tanto de un celular como de las cámaras de seguridad de la zona de donde vive la profesional, en 127 entre 57 y 58, en La Plata.

¿QUÉ SUCEDIÓ CON LA PAREJA? El martes pasado, por la noche, Gissella habría discutido con Campos, un hombre con quien la mujer compartía una relación hace seis años y quien se suicidó de un tiro en la cabeza minutos antes de que la policía irrumpiera en el cuarto de hotel donde se hospedaba en La Plata. Fue la última persona que estuvo con ella.

Durante el encuentro, Gissella le habría dado un ultimátum a Campos para que decida que hacer con su vida paralela. Quedaron en continuar la charla el miércoles, pero Gissella nunca contestó ni se presentó a trabajar.

Leé también:  Condenaron por abuso sexual a uno de los imputados por el femicidio de Anahí Benítez

Al mismo tiempo que investigan la zona del arroyo, lindera a la casa de Campos, también analizan la camioneta a fin de hallar pistas que reconstruyan los últimos pasos de Campos.