La advertencia la lanzó la Defensoría de la Ciudad de Buenos Aires en un informe.
Muchas de las familias están preocupadas por el escenario que tendrán que afrontar si la inflación no cede.

A pesar del congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA, la unidad de valor adquisitivo nunca dejó de aumentar en estos meses y, si el Gobierno no toma una resolución, los deudores verán sus cuotas saltar un 23% de una sola vez en enero.

Así lo advirtió este lunes un informe del Programa de Estudios Tributarios e Impositivos para la Administración Pública de la Defensoría de la Ciudad de Buenos Aires que expone un análisis retrospectivo sobre el programa de créditos lanzado por el macrismo.

El estudio asegura que de mantenerse la situación y de no mediar ninguna nueva medida, en enero de 2020 un hipotecado UVA pagaría por cada 100 UVAS, unos $4.860, cuando el mes anterior habría pagado $3.954, es decir casi $906 de diferencia en solo 30 días.

Desde su nacimiento a fines de marzo de 2016 hasta el 15 de noviembre 2019, la unidad habrá subido su valor en un 217,79%. Esto significa para el deudor que su pasivo se ha multiplicado por este porcentaje (menos el capital que haya devuelto con cada cuota).

Leé también:  Según los gremios, la inflación de octubre fue del 4,1%

En tres años y siete meses por cada $1000 de cuota inicial ahora deberá saldar $3178, siempre y cuando se hubiera tomado el préstamo al inicio, en abril 2016.

Dado que el 2019 se encuentra en curso y que los valores dados por el INDEC llegan a septiembre, la Defensoría incorporó una estimación de la inflación para este año sobre la base del Relevamiento de Expectativas de Mercado realizado por el Banco Central.

Para el 2019, el REM estima la inflación del 54,9%. Si se supera esta proyección, a la unidad UVA, se puede estimar una suba anual del 54,17% para dicha unidad.

A mediados de julio, la Secretaría de Vivienda anunció un sistema de compensación para los deudores de créditos hipotecarios UVA que entre octubre 2018 y diciembre 2019 tuvieron aumentos en sus cuotas por encima de un 10%, pero este anuncio no prosperó.

Leé también:  Jubilaciones: una suba por debajo de la inflación

Un mes después, se oficializó el congelamiento del valor de la UVA para los tomadores de créditos hipotecarios que cumplieran con ciertas condiciones, hasta diciembre 2019.

Por lo tanto la cuota del préstamo se mantuvo congelada con los valores de agosto.

Sin embargo, el valor de la UVA nunca dejó de variar: luego de la publicación del INDEC del IPC del mes de septiembre, el BCRA dio a conocer el valor de la UVA desde el 16 de octubre hasta el 15 de noviembre y para este período, el impacto del IPC sobre el valor de la UVA ha de ser de nada menos que el 6,26%, desde $42,02 hasta $44,65.

Aquellos deudores del sistema que cumplían con las condiciones requeridas, se encuentran ahora mismo en los meses de gracia donde su cuota está congelada, pero el interrogante es qué ocurrirá en enero próximo, de no mediar ningún nuevo anuncio o propuesta para los 100.000 hipotecados UVA.