Los dirigidos por Luis Zubeldía completaron los primeros seis días de trabajos. El martes y jueves de la semana próxima serán más exigentes, previo al viaje Ciudad del Este.
Se terminó la primera seman de trabajos para el Granate y se viene la parte más exigente.

Al mando de Luis Zubeldía, el plantel de Lanús completó la primera semana de pretemporada en las instalaciones del Polideportivo Lorenzo Francisco D'Ángelo, donde las principales novedades fueron los dos refuerzos: el arquero Agustín Rossi y el marcador central Ezequiel Muñoz.

A partir de este lunes (día domingo libre), el plantel Granate tendrá más exigencia física, puesto que el preparador físico Lucas Vivas determinó que dos días en la semana (martes y jueves) se trabajará en doble turno. El domingo 23, la delegación partirá rumbo a Ciudad del Este (Paraguay) para completar la puesta a punto.

Leé también:  Un Clásico del Sur con realidades diferentes

Al regreso, Luis Zubeldía le dará pelota a sus jugadores, ya que aparecen los primeros amistoso: el sábado 6 de julio contra Atlético Nacional de Medellín, en Colombia, el miércoles 10 ante Gimnasia y Esgrima la Plata y el sábado 13 frente a Patronato de Paraná.

En relación a los lesionados, el zaguero Nicolás Thaller, operado de su rodilla izquierda, fue el único jugador que trabajó en kinesiología.