De manera simple, con materiales económicos y en poco tiempo, se pueden lograr estos accesorios para decorar cualquier superficie.

Materiales:

  • Pieza de madera
  • Acrílicos ocre, siena tostada, sombra natural, chocolate
  • Goma eva de 0,5 cm de espesor
  • Alambre de floristería
  • Fuente de calor (hornalla)
  • Pinza de punta
  • Barniz al agua
  • Pincel redondo fino

Notas:

Para poder sujetar mejor el sello de goma, se le puede pegar en la parte posterior un trocito del mismo material, a modo de asa, utilizando pegamento de contacto. De esta forma será más fácil manipularlo, especialmente al retirarlo, una vez estampado, momento en que se pegará un poco a la superficie por la pintura. Al aplicar la pintura sobre el sello, hacerlo con la consistencia que sale del envase, sin agregar agua. De este modo, los bordes del estampado quedarán más definidos, los colores más nítidos y no se desbordará el acrílico por fuera de éste.

Leé también:  Unas falsas venecitas hechas con papel

Estos sellos se pueden aplicar sobre paredes, muebles, tela y todo aquello que desee decorar. Para conservarlos por más tiempo, deben lavarse después de cada uso, para evitar que se les acumule pintura.

1. Resultado final

2. Confección del sello: con la pinza, dar forma curva a uno de los extremos del alambre de floristería. Para obtener diferentes formas, se puede quebrar de manera recta logrando triángulos o cuadrados. En todos los casos, dejar recto el extremo opuesto para poder sostener de allí la pieza de alambre.

3. Cortar un cuadrado de goma eva,del tamaño deseado para el sello. Acercar a una hornalla el extremo trabajado del alambre para que tome temperatura. Apoyarlo sobre la goma con una leve presión, rápida y firme, para que se marque la forma sobre ella. Retirar inmediatamente para que no se derrita de más.

4. Estampado: una vez preparada la cantidad deseada de sellos, utilizar pinturas acrílicas para estamparlos. Con un pincel aplicar color ocre en el centro de la goma realizando pinceladas desparejas.

5. Inmediatamente sin dejar secar el color anterior, matizar alrededor de éste con siena natural. Y finalizar en los extremos con unos toques de sombra tostada. Con el pincel limpio esfumar apenas los tonos entre sí.

6. Pintar la pieza a decorar con una base de acrílico chocolate. Una vez seca apoyar el sello sobre la superficie realizando una presión pareja sobre toda la goma. Levantar suavemente para verificar la impresión y si es necesario volver a presionar en el lugar. Retirar.

7. Repetir el procedimiento de estampado de los sellos a lo largo del contorno de la pieza, intercalando los diseños y matizando con diversas proporciones de acrílico dentro de la misma gama. Una vez seco, con un pincel fino y blanco, simular pespuntes a cada lado de las figuras. Dejar secar y proteger con barniz.