Según un relevamiento de la Federación de de Expendedores de Combustibles y Afines, la nafta premium se vende a $47,56 en Salta, mientras en La Pampa el precio es de $37,90.
El mercado se encuentra totalmente desregulado por decisión del Gobierno.

El último aumento en el precio de los combustibles aplicado por YPF, Axion y Shell descalibró aún más las diferencias que existen en las pizarras de las estaciones de servicio de todo el país. Un conductor puede llegar a pagar hasta un 12% más por cargar un litro de nafta dependiendo de la provincia donde lo haga.

La brecha que puede existir, según las empresas petroleras, se debe a la distancia que hay de los centros de producción y los distintos tributos que se cobran en cada Distrito. En la Patagonia existe un régimen diferencial que rige desde 2015 para los combustibles líquidos.

Leé también:  Vuelven a postergan el aumento de combustible

Así, de acuerdo a un relevamiento de la Federación de de Expendedores de Combustibles y Afines, la nafta premium cuesta $47,56 en Salta, mientras en La Pampa el precio es de $37,90 y en Neuquén, $35,89.

En Córdoba el litro está $46,68 (y $47,25 en el interior), en Santa Fe, $46,07, en Buenos Aires $43,47 y en Capital Federal, $43,57 en promedio.

En el caso de la nafta súper la dispersión de precios es parecida. En Tucumán se paga una de las naftas más caras a $41,36, mientras en Salta sale $41,34. En Mendoza el valor oscila los $37,97 y en Buenos Aires $36, 76 en promedio.

Leé también:  Por la suba del dólar, los aumentos trepan al 40% en la Provincia

Ante esta situación, desde la Secretaría de Energía prometen la elaboración de un índice de precios de referencia a nivel nacional con el objetivo de que “la industria sea competitiva”.

Anticiparon que el registro podría estar listo este mes para que todos los usuarios lo puedan consultar.