A lo largo del último año cerraron 500 farmacias en todo el país.
Muchas farmacias venden menos y bajan sus cortinas.

La Asociación de Propietarios de Farmacias (Asofar) alertó sobre la baja en la compra de remedios (y sus efectos en la salud) producto de los aumentos que han repercutido en la economía argentina.

"Ni en el 2001 tuvimos esta caída, en aquel año fue del 5%", aseguró Norberto Mañas -presidente de la Asofar- a Ámbito Financiero. "La realidad es que el mercado se está concentrando. Muchas farmacias que tenían una o dos farmacias no pudieron aguantar la cadena de pagos, con las droguerías que le cortan el crédito y tuvieron que cerrar”, advirtió.

Leé también:  Macri asemejó la inflación a una enfermedad

A lo largo del último año cerraron 500 farmacias en todo el país. "El laboratorio en general es el que tiene mayor nivel de Ebitda en la cadena de valor y hay muchos con problemas. Los multinacionales empezaron a correrse de la venta de los medicamentos ambulatorios y empezaron a irse más a los específicos con los biológicos o medicamentos únicos", agrega.