Desde mediados de mayo, se reanudaron los trabajos que habían quedado paralizados por la cuarentena. Se están realizando arreglos en Hornos, Uriarte, Malabia, Aconcagua y Roma.
Además de las obras de repavimentación se mejorarán los desagües para evitar inundaciones en la zona.

Cuando Jorge Méndez escuchó tanto ruido en la esquina de su casa se sorprendió. Se puso el tapaboca y salió a la puerta a ver qué pasaba. Primero se encontró con una máquina retroexcavadora y más allá dos camiones. Ahí se dio cuenta todo: después de algunos meses se habían reactivado las obras que habían quedado paralizadas en su barrio.

Con la flexibilización de ciertas actividades y con todos los recaudos, se reanudaron las obras de repavimentación en algunas calles y avenidas ubicadas justo en el límite de Lomas de Zamora y Lanús que habían quedado en stand by por la cuarentena. Se trata de un proyecto financiado por la Dirección Provincial de Vialidad y que contempla una inversión total de $212.279.277.

Durante la primera quincena de mayo las tareas fueron reiniciadas a la altura de Roma y Granaderos; y llegarán a Hornos, entre Pellegrini y Uriarte; Uriarte, entre Hornos y vías del ferrocarril; Malabia, entre las vías y Aconcagua; y Aconcagua, entre Malabia y Granaderos.

Leé también:  Lomas registró 96 nuevos positivos de Coronavirus en las últimas 24 horas

Se trata de obras que comprenden la reparación de cada una de las calzadas en hormigón, pero también arreglos en los cordones, el tomado de juntas, la colocación de carpeta asfáltica y la reconstrucción de sumideros, así como también la limpieza y el saneamiento de los conductos para que los días de lluvias fuertes no haya anegamientos en la zona.

"Estos importantes trabajos que realizamos en conjunto consisten en la reconstrucción de pavimentos y limpieza de desagües a lo largo de más de 12 kilómetros de extensión, además de refacciones de sumideros, nuevas luces LED (se instalarán unas 500) y la construcción de rampas en todas las esquinas", explicó el intendente, Martín Insaurralde.

Es un proyecto que se licitó en 2018, se puso en marcha en 2019 y que se frenó con la implementación del aislamiento obligatorio, cuando llevaba un 40% de avance.

Leé también:  Detienen a una pareja que vendía electrodomésticos robados en las redes sociales
Las obras en la esquina de Granaderos y Roma.

Esta semana, en la zona de Remedios de Escalada, el ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, Agustín Simone, supervisó las tareas junto a Martín, el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, y funcionarios de Obras Públicas de ambos Distritos.

“Es una obra muy importante que reactivamos y regularizamos. Estamos muy conformes con esto y por supuesto con ganas de terminarla en la proximidad”, afirmó el ministro.

Se estima que si las condiciones climáticas ayudan y no surge ninguna imposibilidad las obras podrían estar terminadas en 7 meses. "Obviamente, si avanzan los casos de Covid, y el Gobierno o los Municipios toman alguna medida, esto puede cambiar", aclararon.

Para evitar la propagación del Coronavirus en la obra, las medidas de seguridad que se dispusieron contemplan los protocolos de bioseguridad y un cronograma de horarios fijo.

"Los trabajadores realizan doble turno para mantener la distancia social y emplean los recaudos de higiene indispensables como la utilización de tapabocas", explicaron.