Durante 2018, los precios subieron 73,5%, a raíz de la megadevaluación de mediados de año. Es la peor cifra desde 2002, cuando el país salió de la convertibilidad.

El gobierno de Mauricio Macri suma otro récord negativo producto de la megadevaluación de mediados de año: el índice de Precios Mayoristas acumuló un alza del 73,5% durante 2018, después de que en diciembre aumentara 1,3%, informó el Instituto Nacional de estadística y Censos (Indec), la peor cifra desde 2002, 118%, cuando se dio la salida de la convertibilidad.

Todo para arriba.

Las variaciones más significativas durante el 2018 se anotaron en el costo de la energía eléctrica, con un aumento del 54,1%, en los productos importados 104,8%, los manufacturados subieron 68% y los primarios 82,7%.

Leé también:  En un año se perdieron casi 77 mil puestos de trabajo en el comercio

Con estos números, el panorama no es para nada alentador, porque los precios mayoristas adelantan el comportamiento futuro de los precios minoristas y también es un registro clave para las tarifas energéticas.

La inflación mayorista se mide a la salida del establecimiento fabril y antes del ingreso de los productos al circuito de distribución a los
comercios.

En septiembre, tras la corrida cambiaria de agosto, el índice marcó un picó histórico del 16% mensual.