La expresidenta brasileña Dilma Rousseff afirmó en la Feria del Libro de Buenos Aires que su antecesor en ese cargo, Luiz Inácio Lula da Silva, actualmente preso por corrupción, será el próximo mandatario de Brasil, esté “libre o en prisión”.

Presentó el libro “Lula, la verdad vencerá” ante unas 2.500 personas que colmaron el auditorio.

“Lula es un preso político; es inocente y tiene que estar libre porque se está cometiendo un crimen con él, está siendo condenado por sus convicciones”, sostuvo la exmandataria,y agregó: “Libre o en prisión, Lula será el próximo presidente de Brasil; Lula vencerá”.

Acompañada por el expresidente colombiano Ernesto Samper y el exalcalde de México Cuauhtémoc Cárdenas, Rousseff presentó el libro “Lula, la verdad vencerá” ante unas 2.500 personas que colmaron el auditorio y otros cientos que escucharon su discurso ante parlantes instalados fuera de ese recinto.

Del encuentro participaron también personalidades locales, como el senador y cineasta Fernando Solanas, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto.

Pese a que cumple una condena a 12 años y un mes de corrupción, Lula lidera las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales de octubre próximo.

Más temprano, Rousseff visitó a la senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su departamento en Buenos Aires. “Hablamos de los ataques a la democracia en Brasil y la Argentina y de la persecución a los gobiernos populares y los dirigentes de nuestros países, inclusiva de la prisión arbitraria de Lula”, informó Rousseff en su cuenta de Twitter.

“Hablamos de Lula, primer presidente obrero de Brasil, del ataque a los gobiernos populares y del retroceso social y económico de nuestros pueblos después del ataque”, afirmó la legisladora argentina en la misma red social.

“La Argentina y Brasil, demasiadas coincidencias para ser casualidad; todo tiene que ver con todo”, agregó Fernández de Kirchner, quien junto al texto publicó dos fotografías de su encuentro con Rousseff.