Los Bomberos Voluntarios de Roque Pérez continúan la búsqueda del joven de 16 años que cayó este sábado en el río Salado mientras se movilizaba en un gomón que se dio vuelta, y no emergió a la superficie. Desde la mañana, trabajan buzos, policías y bomberos con lanchas y perros entrenados para el rescate.

El joven iba en un gomón que se dio vuelta y no logró emerger a la superficie.
El joven iba en un gomón que se dio vuelta y no logró emerger a la superficie.

Según trascendió, el joven había ido ayer a pescar junto a familiares y amigos al Río Salado, de Ezeiza, y la tragedia se desencadenó cerca de las 14 a la altura del puente de la Ruta Nacional 205.

En cuanto se informó lo sucedido, llegaron al lugar buzos de búsqueda y rescate, quienes trabajaron hasta la noche, cuando debieron interrumpir la búsqueda por el peligro que implicaba la oscuridad.

Según trascendió, familiares y amigos del joven cortaron la ruta a la altura del kilómetro 130 para exigir que se retomaran las tareas de rescate, pero más tarde levantaron el piquete, gracias a la intervención de la jueza de turno, la Policía, los bomberos e incluso el Intendente, José Luis Horna, que se acercó a dialogar con los vecinos.