La empresa de venta de electrodomésticos comunicó a los trabajadores que serán reubicados en otros comercios.
La firma presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis.

La cadena de venta de electrodomésticos Ribeiro confirmó el cierre de su sucursal en el barrio porteño de flores y comunicó a los empleados que serán reubicados en otros comercios.

Por la fuerte caída del consumo producto de la crisis económica, la firma presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis ante la Secretaría de Trabajo. A través de una protesta, los empleados denunciaron que hace varios meses les pagan los salarios en cuotas y que temen por despidos.

Conocida por la venta de electrodomésticos en "minicuotas", Ribeiro tiene 1.550 empleados y más de 85 sucursales con mayoría en Capital, el Conurbano y Córdoba.