El plan del Municipio de Lomas se puso en marcha a mediados de mayo y ya pasó por distintas zonas: Lomas Microcentro, Temperley, Parque Barón y Banfield. El proyecto apunta a mejorar 300 bocas de tormenta y 75 cámaras de inspección.

Los trabajos comenzaron el mes pasado.

En puntos estratégicos de la ciudad, el Municipio de Lomas de Zamora comenzó a reconstruir sumideros y bocas de inspección para mejorar la infraestructura hídrica de todos los barrios, con el objetivo de que el agua pueda desagotar sin problemas los días de lluvias fuertes y tormentas a fin de prevenir inundaciones.

El plan, que se realiza con fondos provenientes de las arcas comunales, contempla el arreglo y la puesta a punto de 300 bocas de tormenta y 75 cámaras de inspección, informaron. Los trabajos se pusieron en marcha a mediados de mayo y están siendo ejecutados por personal de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos
local.

El intendente, Martín Insaurralde, remarcó que este tipo de tareas se llevan adelante para mantener la infraestructura urbana de los barrios y en respuesta a los pedidos de la gente. “Se trata de un proyecto que llevamos adelante para evitar calles anegadas, para que los vecinos puedan vivir tranquilos y cada vez mejor”, remarcó el Jefe comunal.

Leé también:  Echeverría: Bomberos reciben donaciones
Los sumideros son fundamentales para el escurrimiento.

Durante las primeras semanas, las reparaciones se realizaron en 27 puntos de Lomas Microcentro, Temperley Oeste, Parque Barón y en Banfield Oeste, detallaron.

En Lomas Microcentro se reconstruyeron sumideros en Pereyra Lucena entre Alem y Acevedo; Alem entre Pereyra Lucena y Rivera; y Manuel Castro entre Pereyra Lucena y Rivera. En tanto, en Temperley Oeste las obras se efectuaron en San Pedro y Pringles; 25 de Mayo y Meeks; San Benito y General Paz; y Avellaneda en el cruce con San Mateo.

"Este tipo de tareas se llevan adelante para mantener la infraestructura urbana de los barrios y en respuesta a los pedidos de la gente. Se trata de un proyecto que llevamos adelante para evitar calles anegadas para que los vecinos puedan vivir tranquilos y cada vez mejor", explicó Martín Insaurralde.

En Parque Barón los arreglos se replicaron sobre la calle Año de Libertador entre Chocano y Valdez, y en Santa Isabel entre Año del Libertador y Los Aromos. Por último, en Banfield Este se efectuaron acciones en Arenales y Pintos, y en Maipú y Palacios.

Leé también:  Los vecinos de Echeverría, con el agua por la cintura

A partir del avance de las obras, los vecinos se mostraron expectantes porque la “situación mejore” los días de lluvia. “Acá, por ejemplo, cada vez que llueve se acumula mucha agua en la esquina y se hace muy difícil cruzar. Por eso espero que las tareas que realizaron solucionen ese problema”, relató Marta Suárez, de Alem y Pereyra Lucena.

Por su parte, Martín Ruiz, que vive a pocas cuadras del paso bajo nivel de Pereyra Lucena contó que espera que las obras también lleguen a su cuadra. “El agua se acumula y se hace imposible caminar por acá los días de lluvia. Hay que buscar cómo cruzar. No sé si será por el crecimiento de la zona o porque el sistema necesita mantenimiento”, dijo.

El plan ejecutado por la secretaría de obras y servicios públicos se lleva adelante con fondos del Municipio.

En el Municipio comentaron que los trabajos se seguirán extendiendo en las delegaciones del Distrito para evitar inundaciones o anegamientos en momentos de constantes precipitaciones.