El inmueble ubicado en el barrio "El Fortín" hoy está ocupado por familiares de un expolicía sospechado de haber participado del operativo en el que fue secuestrado el periodista. En la Legislatura bonaerense impulsan un proyecto de expropiación.
Familiares y organizaciones de derechos humanos impulsan la iniciativa.

Desde hace años, un reclamo se mantiene inalterable en el partido de San Vicente. Organizaciones de derechos humanos y familiares del periodista Rodolfo Walsh exigen que la casa que habitó el escritor sea convertida en un Espacio de la Memoria.

La vivienda actualmente está ocupada por familiares del exsubcomisario de la Policía Bonaerense Rubén Salas, sospechado de estar implicado en el operativo que secuestró y asesinó a Walsh, un día después de que la Carta a la Junta Militar, el 25 de marzo de 1977.

Leé también:  Llega a San Vicente un evento de motos y autos clásicos

El inmueble, ubicado en la calle Triunvirato al 900, fue declarado patrimonio cultural, pero su trámite de expropiación todavía está trabado en la Legislatura provincial.

El diputado bonaerense de Unidad Ciudadana Miguel Funes explicó que la iniciativa ya fue aprobada por la comisión de Tierras de la Cámara baja y desde el 7 de diciembre pasado se encuentra en la comisión de Presupuesto a la espera de su tratamiento.

“La idea es convertir la casa en una Casa de la Memoria, para que allí se realicen actividades culturales y de promoción de los derechos humanos, además de de un centro de documentación y archivo sobre la vida y obra del periodista Rodolfo Walsh", detalló.

Leé también:  San Vicente autoriza el uso y el cultivo de cannabis medicinal
El único cartel de señalización que se encuentra a siete cuadras de la casa.

La casa hoy todavía es una de las últimas de la calle Triunvirato en el barrio “El Fortín”. Está cubierta por un tapial de arbustos que cubre todo lo que pueda verse desde la calle, y a su izquierda, en lo más alto, sobresale una enorme palmera característica de la zona.

Unos cincuenta metros más allá termina el tendido eléctrico y comienza el descampado. Ese lugar fue bombardeado el 26 de marzo de 1977 por fuerzas militares que primero habían ingresado en la casa vecina, y antes secuestrado a quien le vendió la casa a Walsh.

La documentación municipal en la actualidad prueba que los terrenos están a nombre de Norberto Pedro Freyre, como se hacía llamar el periodista desde diciembre de 1976.

Leé también:  Detienen en San Vicente a un peligroso delincuente que era buscado en Uruguay

Toda esa información hoy forma parte de la causa que se lleva adelante en los Tribunales Federales por los crímenes cometidos en la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA).