Fideos, puré de tomate, cebolla, morrón lentejas y vasos descartables son sólo algunas de las cosas que necesita Fundación Sendero.

Fundación Sendero necesita de la ayuda de más corazones solidarios para armar las viandas que reparten todos los jueves a personas en situación de calle en la estación de Lomas.

las viandas se entregan los jueves en la estación de lomas.

Necesitan fideos, puré de tomate, cebolla, morrón, lentejas, cubiertos, bandejas y vasos descartables. Por otra parte, siguen recibiendo donaciones que luego reparten en 10 comedores y 6 jardines comunitarios y escuelas. Necesitan leche en polvo, galletitas, cacao, té, yerba, arroz, fideos. Ya llevaron en estos últimos días útiles escolares y ropa.

“La gente ayuda, pero se redujo la posibilidad de la gente de poder ayudar, la crisis se notó en cuanto a la cantidad de donaciones que recibimos, pero tenemos la suerte de que nos conocen y nos siguen ayudando”, remarca Natalia Capalbo y recuerda que Fundación Sendero, de Temperley, lleva ya 17 años de vida.

Leé también:  Un comedor de Longchamps que asiste y contiene a cientos de vecinos

Durante 2018, este espacio entregó 1976 viandas en las que utilizaron 676 kilos de comida, 4648 descartables, con un gasto total estimado de $43.550

Actualmente, cuentan entre 15 y 20 voluntarios, pero siempre son necesarios nuevas personas, para cocinar las viandas y entregarlas, como así también profe que puedan ser parte de los talleres socioeducativos que a partir de marzo dictan en primarias, de apoyo escolar, música y otras temáticas.

Quienes quieran colaborar pueden llevar los productos a Cerrito 65, entre Alsina y las vías, de lunes a viernes, 13 a 19.

Otra forma de donar es a través de la tarjeta de crédito desde la web https://donaronline.org/fundacion-sendero–2/fundacion-sendero.

“Quienes nos conocen saben que trabajamos para los más vulnerables".

Fundación Sendero tiene historia en Temperley, ayudando a niños y sus familias en situación de vulnerabilidad social, y es la única ONG que brinda asistencia terapéutica familiar en la zona. “Quienes nos conocen saben que trabajamos para los más vulnerables, con gran esfuerzo diario”, recordaron desde la fundación.

Leé también:  Burzaco: una familia perdió todo en un incendio y pide ayuda

Al mismo tiempo, colaboran con la difusión de la campaña de A.vi.vi (Asociación de Víctimas de Violación) “Entre todos podemos cuidarnos”, que consta en utilizar silbatos ante el miedo de ser atacado/a y como forma de pedir ayuda.

Los silbatos serán entregados el 8 de marzo a la comunidad y en los comedores comunitarios acompañados de charlas dictadas por profesionales.