Los organizan un grupo de chicos con ganas de ayudar. Incentivaron a sus mamás para que se unan al proyecto para recibir donaciones. Ellas no lo dudaron y son parte de la movida que ya tuvo dos encuentros.
Durante la última jornada solidaria que se realizó este mes.
Durante la última jornada solidaria que se realizó este mes.

Gracias a un grupo de chicos de sexto año comenzó la movida solidaria que se basa en organizar partidos de fútbol solidarios para colaborar con el espacio Casa de Encuentro de Banfield y desde esa primera iniciativa ya lograron llevar adelante dos encuentros a beneficio.

Belén Nores es una de las mamás que apoyó desde el día uno a su hija, quien junto a sus amigos decidieron "hacer algo para ayudar".

"Ella pertenece a un grupo que es muy solidario, le gusta generar este tipo de actividades y así fue que decidimos en conjunto con otros padres ayudar a este espacio que además está en el barrio, que no tiene banderas políticas y que se puede ver el esfuerzo diario que hacen para ayudar a las personas en situación de calle", dijo Belén.

Leé también:  Piden donaciones de útiles para los chicos de Fiorito

Una vez planteada la idea, Belén consiguió una canchita que enseguida se enganchó en el proyecto solidario: "Nos hicieron precio para que los chicos puedan jugar el partido y que no tengan que pagar tanto por las instalaciones", comentó la mamá, que está orgullosa de poder ayudar.

"Siempre quise colaborar, pero a veces pasa que no se sabe cómo, ni a quién y este espacio está allí abierto para ir, ver cómo trabajan y eso te genera confianza", aseguró.

Artículos de higiene personal, alimentos, latas de conservas, papel higiénico, papel de cocina y todo lo que fue necesitando Casa de Encuentro es lo que pidieron en las jornadas solidarias que realizaron en las canchitas de "This is Anfield".

"Hubo muchas mamás y papás que colaboraron en cada uno de los eventos y ojalá esto se replique en otros lados porque con organización se pueden juntar muchas donaciones", resaltó.

Leé también:  Claudia Chucair Trío presenta “Lo que trajo el camino” en Banfield

La última de las jornadas solidarias se realizó el 10 de enero y participaron los chicos de segundo grado del primario. "Fueron los más chiquitos y estaban muy emocionados por poder ayudar", dijo Belén que vive a cinco cuadras de Casa de Encuentro de Banfield.

Establecer nuevos vínculos, generar empatía entre los chicos y poder buscar la unión para ayudar son algunos de los pilares fundamentales que hacen posible esta clase de encuentros.

"Los chicos se convierten en multiplicadores de tareas solidarias porque se los cuentan a sus amigos y ellos se van sumando y personalmente es importante que ellos sepan que existe una realidad que, si bien no es la de ellos, pueden ayudar a cambiarla", concluyó Belén.